Consejos para controlar el acné. ¿Qué debo evitar?

El acné es el término médico para las “espinillas” y es uno de los trastornos cutáneos más frecuentes de la consulta dermatológica que incluso llega a

afectar a un 85 por ciento de los adolescentes.

Éste es producto de muchos factores causales, pero hay cuatro eventos básicos involucrados en el desarrollo de lesiones de acné:

• La creación de un tapón folicular.

• El aumento de la producción de sebo por el agran- damiento de las glándulas sebáceas (primordial- mente durante la adolescencia).

• El crecimiento excesivo de Cutibacterium acnes, una bacteria que normalmente vive en la piel, pero que crece en exceso al aumentarse la producción de sebo.

La in amación que se produce como resultado del crecimiento excesivo de bacterias y otros factores.

Existen ciertas medidas que podemos realizar para reducir el acné:

– Evitar lavarse la cara más de dos veces al día, de preferencia usar agua tibia, sin frotar la cara.

– Evitar la manipulación o “exprimir las espinillas”, esto incluso puede empeorar el acné.

– Evitar el maquillaje, cremas y/o protectores solares a base de aceite.

Si se llega a utilizar una crema hidratante para la cara ésta debe de ser etiquetada como “no comedogénica”.

– Evitar la automedicación con cremas a base de es- teroide, así como evitar el uso de remedios caseros.

– Evitar la ingesta de lácteos y derivados, ya que en al- gunos estudios se sugiere que el acné es más común en aquellas personas que los ingieren.

Aunque el acné es una afección común que se puede diagnosticar con facilidad, es necesario considerar una variedad de trastornos en el diagnóstico diferencial, por lo que es necesario acudir con su dermatólogo para que otorgue el tratamiento médico pertinente y se haga una valoración del mismo sobre todo para evitar secuelas de acné.

 


 

Dra. Ilse Meyer Nava
Dermatóloga
CED. prof. 8985949

Dermacenter
Ilse_meyer_n@hotmail.com

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*