La remolacha

También conocida como betabel

La remolacha es una planta también conocida como BETABEL. Posee propiedades rejuvenecedoras aportadas por la presencia del ácido fólico. Este ácido contribuye a la creación de células nuevas y, junto con el hierro, apoya en la producción de glóbulos rojos. Otro de los elementos rejuvenecedores es el silicio el cual es muy importante para la buena salud de los huesos, las arterias y la piel. Por su contenido en folatos resulta ideal para prevenir enfermedades del corazón.

Este vegetal interviene en la creación del aminoácido metionina cuya existencia es necesaria para la buena salud del cabello y las uñas. Su consumo hace que tengamos un aspecto más joven y sano. Además, hay que mencionar su participación en la producción de la hormona dopamina, que nos previene del mal humor y de síntomas depresivos.

Destaca por ser un potente anticancerígeno, virtud que deriva de su riqueza en flavonoides, principalmente por el pigmento rojo (betanina). Se ha demostrado que la ingestión de esta verdura inhibe y previene la aparición o el crecimiento de tumores cancerígenos. Las personas que consumen mayores cantidades de remolacha desarrollan menos tumores que las que no lo hacen. Diversos estudios han expuesto que las propiedades de la remolacha cruda han favorecido en el proceso de mejoría en los enfermos con cáncer.

Es considerado un excelente mineralizante para el organismo. Es rico en hierro y su consumo en mujeres durante el embarazo y la menstruación resulta esencial para la producción de hemoglobina, favoreciendo también en caso de presencia de anemias, leucemia o en transfusiones.

Hay que destacar su riqueza en fibra. Es un vegetal muy útil para prevenir el estreñimiento y adecuado para los que sufren retención de líquidos, por lo que las personas que pretendan bajar de peso o sufran de dolores artríticos deberán consumirlo habitualmente.

El betabel no sólo depura los riñones, sino también la sangre eliminando la acidez corporal actuando como un excelente alcalinizante.

También, estimula el cerebro y elimina las toxinas que en él se puedan acumular por lo que ayuda a mantener una buena salud mental y prevenir el envejecimiento precoz.

Por su riqueza en hidratos de carbono es un alimento muy enérgico, fácilmente asimilable. Debe consumirse en combinación con otros vegetales y evitar acompañarlo con alimentos calóricos o ricos en hidratos, de esta manera se evita una excesiva acumulación de los mismos.

Siempre que sea posible deberá comerse crudo en ensaladas combinado con otras verduras u hortalizas, para aprovechar todas sus propiedades, ya que el ácido fólico se pierde con la cocción.

Los invito a incluir el betabel a su alimentación debido a sus múltiples nutrientes y beneficios para la salud, estado de ánimo, rejuvenecimiento y belleza.

Lic. Ma. Guadalupe Huerta Graciano
Nutrióloga (CED. 4227426)
Tel.1202-4414
mghg333@gmail.com

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*