¿Por qué me duele la uña?

Nuestras uñas son una parte muy estética de nuestro cuerpo que no solo puede  revelar nuestros hábitos de limpieza, alimentación y salud, sino que además cumple importantes funciones para nuestras manos y pies.

Las uñas de nuestras manos, por ejemplo, nos permiten tomar algunos objetos con mayor facilidad que si lo hiciéramos tan solo con las yemas de los dedos. Además,  nos ayudan a tener un mejor sentido del tacto fino, con el cual podemos apreciar los objetos con mayor detalle y, al igual que las uñas de los pies, tienen una función protectora de la porción de tejido blando y óseo de las puntas de los dedos.

Aunque solo parecieran pedazos de láminas trasparentes y duras, las uñas tienen una estructura delicada que si se ve afectada en alguna de sus partes puede generar daño en su crecimiento y por tanto causar síntomas molestos y alteraciones poco estéticas.

Las causas que originan que una unidad ungueal o “uña” nos cause dolor son numerosas, y para su estudio es necesario inicialmente determinar qué estructura es la que está afectada.

Los componentes que forman la unidad ungueal son los siguientes:

  • Lámina ungueal: es la uña en sí, la cual crece inicialmente de forma inclinada hacia afuera y después de forma horizontal. Su grosor y firmeza generalmente están más relacionados a factores genéticos y nutricionales que a causas externas o ambientales.
  • Lecho ungueal: es la piel debajo de la lámina, la cual tiene muchos vasos sanguíneos. En casos de anemia u otras enfermedades sistémicas, las uñas se ven amarillas o blancas en lugar de rosadas.
  • Cutícula: es la porción que une el borde de la piel superior con la lámina ungueal y sirve para proteger la zona de la matriz ungueal. Si esta se retira por cuestiones estéticas, por ejemplo en procedimientos de manicure o pedicure inadecuados, pueden ocurrir infecciones o daños directos a la matriz.
  • Lúnula: es el área blanquecina que generalmente tiene forma de media luna. Se encuentra por debajo de la cutícula. Representa la porción inicial de la matriz ungueal.
  • Matriz ungueal: aquí se encuentran las células formadoras de la uña. Se encuentra justo por debajo del borde superior de la piel. Si hay daño en esta zona, ya sea por un golpe o una cortadura, la uña puede crecer deforme o no crecer.

 

Las causas más comunes de dolor en las uñas de las manos están relacionadas con procesos infecciosos o traumatismos. Los procesos infecciosos generalmente son de origen bacteriano y suelen ocurrir por alteraciones en los pliegues de la piel que rodea la uña, lo cual se observa como hinchazón y enrojecimiento. Esto es muy común en aquellas personas que retiran los “borditos de piel” de los lados, o que retiran la cutícula para realizar algún decorado estético de la lámina.  Así también, algunos arreglos estéticos de las uñas que implican el limado de la lámina pueden ser causa de adelgazamiento y fragilidad ungueal, lo cual puede ocasionar dolor a la leve presión de la lámina, aunque hay personas que por herencia y sin manipulación de las mismas ya padecen de uñas frágiles. Por otro lado, los traumatismos suelen presentarse a cualquier nivel de la unidad ungueal, sin embargo, cuando estos afectan áreas que comprometen la matriz ungueal, la deformidad suele ser más grave e irreversible. También, si el traumatismo rompe algún vaso sanguíneo grande del lecho ungueal, puede originarse un “hematoma subungueal” o cúmulo de sangre debajo de la uña y esto causar dolor importante a medida que este aumenta de tamaño.

En las uñas de los pies, especialmente en la uña del primer dedo o “dedo gordo”, suele presentarse la desviación hacia adentro de las porciones laterales de la lámina ungueal o “uña encarnada”. Esto en muchas ocasiones ocurre debido a un corte inapropiado de las porciones laterales de la uña en su borde distal. También puede asociarse al uso de zapatos muy apretados en su punta, uso de tacones, golpes o, si ninguno de estos factores esta presente, puede ser tan solo por predisposición genética de la forma del dedo o de la matriz de la uña. En algunos casos severos, la curvatura de la uña es tan severa que puede incluso llegar a juntarse en sus extremos laterales y formar un círculo lesionando el lecho ungueal (uña en pinza/uña en trompeta).

Otras causas, aunque menos frecuentes, que pueden originar alteraciones en las uñas y en algunos casos causar dolor, son enfermedades sistémicas o propias de la piel como el liquen plano y la psoriasis. Estas pueden expresarse en las uñas con la presencia de surcos, hoyos, erosiones, engrosamientos y aumento o disminución de los vasos sanguíneos del lecho ungueal.

Finalmente, también pueden presentarse tumores tanto buenos como malos en cualquiera de las porciones de la uña. Estos pueden ser de crecimiento rápido o lento, pueden o no dar síntomas y pueden o no deformar la uña. Sea cual sea su presentación en estos casos siempre es importante evaluar a detalle y con prontitud su origen y las opciones terapéuticas de los mismos.

Por tanto, aunque son múltiples las causas que pueden originar dolor en las uñas, cuando este se presenta es importante que su médico haga una oportuna exploración de los componentes de la uña y establezca las opciones terapéuticas según su caso. Esto puede evitar las posibles deformidades irreversibles o el ameritar tratamientos más invasivos para su manejo.

Dollarphotoclub_68214017


Dra. Mildreth Amelyn Cid Garza
Dermatóloga
(CED.5599043)
mildrethcid@gmail.com

4 Comments en ¿Por qué me duele la uña?

  1. A mi me duelen las uñas desde hace tiempo y quisiera saber que me recomendaría para el dolor, algunas veces me lastima de mas e incluso se inflaman. Y me da comezón en la parte baja del peson

  2. Me aplicaron quita cuticula y me la dejaron como 20 minutos y me empezo un fuerte dolor en todas las uñas y tomaron un color amarillo que pudo pasar,me preocupa que se me vayan a caer

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*