Fístula odontogénicas

Fístula odontogénicas

Las fístulas odontogénicas son comunicaciones anormales de una pieza dental infectada hacia la piel en donde drenan material purulento. Este tipo de lesiones pueden aparecer en cualquier edad, siendo reportado en niños y adultos. La forma de presentarse es variada, razón por la cual su diagnóstico suele retrasarse.

Las causas más frecuentes de las fístulas odontogénicas son procesos de inflamación de larga evolución como la presencia de caries, o algún trauma posterior a algún procedimiento dental como restauraciones muy profundas, fracturas o fisuras, el cual ocasiona infección y un absceso en la raíz del diente. Si este proceso de inflamación no se trata de forma temprana, evoluciona a resorción del hueso y culmina con una comunicación a la piel adyacente. Generalmente se trata de una lesión que puede aparecer en cara o cuello. En la cara los lugares más frecuentes de afectación son los ángulos de la mandíbula, el mentón, las mejillas, el área paranasal (a un lado de la nariz), incluso en el canto interno del ojo. Dependiendo de la pieza dental afectada, será el área de localización de la fístula.

Dentro de las formas de presentación encontramos que pueden verse como un nódulo o abultamiento de la piel, una cicatriz, quiste, úlcera o un absceso. Lo más común es que al revisar la boca se vea el diente afectado, sin embargo, en algunas ocasiones, los dientes pueden parecer ̈normales ̈, por lo que ante la sospecha diagnóstica del médico se solicita una radiografía periapical o panorámica, en la cual, en caso de haber un absceso, éste se hará evidente. El tratamiento consiste generalmente en terapia del conducto radicular o extracción de la pieza dañada.

Recuerda que si tienes alguna lesión en la piel que no se resuelve es importante acudir con tu médico dermatólogo.

 

Dra. Clara Madrid Carrillo
Dermatóloga
(CED. prof. 8968271)
Dermacenter
clara_x89@hotmail.com

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*