Flacidez en cara y cuello

La flacidez de la piel del rostro es un problema estético que causa preocupación. Aunque es un signo del envejecimiento, sus causas son múltiples: aumento y disminución importante de peso, la perdida de colágeno y elastina (sustancias encargadas de dar sostén a la piel), lipoatrofia (pérdida de tejido graso) y disminución de la densidad de los huesos de la cara ocasionando perdida de firmeza.

La flacidez en el rostro se presenta generalmente en mejillas, zona del cuello, barbilla, contorno de rostro y la boca (las comisuras se orientan hacia abajo). La disminución del volumen de la estructura esquelética de la cara ocasiona flacidez en todos los elementos que se apoyan sobre ella (músculo, tejido celular subcutáneo y piel); la piel pierde elasticidad, la grasa se reabsorbe, los músculos pierden volumen y tono y la fuerza de gravedad las hace descender.

La pérdida de volumen de los maxilares y del  hueso malar genera flacidez y descenso de las partes blandas de pómulos y mejillas. La pérdida del hueso frontal ocasiona flacidez de piel en esta zona y secundariamente descenso de las cejas, aunado a la pérdida de hueso mandibular y su borde inferior ocasiona disminución vertical de la cara y flacidez de tejidos periorales.

Los tratamientos para la flacidez facial se dividen en:

  • No invasivas. Radiofrecuencia facial, produce un incremento de temperatura a nivel de las capas de la piel que inducen a la contracción inmediata de las fibras colágenas y elásticas desencadenando reacciones con una mejora de la flacidez.
  • Mínimamente invasivas. Reposición de volumen con materiales de relleno de tipo absorbible  (ácido hialuronico o hidroxiapatita de calcio) para mejorar flacidez por pérdida de volumen  graso o para rellenar surcos profundos. El uso de  toxina botulínica (Botox, Dysport) para el tratamiento de músculos depresores implicados en la formación de las líneas de marioneta.
  • Minilifting vertical o ritidectomía: técnica quirúrgica en donde se realiza un estiramiento por medio de incisiones y se realiza el reposicionamiento  del músculo, tejido celular subcutáneo y corte de piel excedente.
  • Lo Nuevo. Para tonificar y rejuvenecer la piel es Ultherapy, el procedimiento menos invasivo con resultados positivos, que usa un sistema innovador con ultrasonido como el que se usa en las ecografías, pero de mayor energía y que se concentra en la piel sin dañar las capas superficiales; se produce un aumento de energía calórica que estimula la formación de colágeno. Los resultados se pueden notar al cabo de algunos días una vez estimulada la formación de colágeno y el aumento local del tono de la piel, y se completa en alrededor de dos a tres meses.

Sin duda, el paso del tiempo nos genera cambios que no podemos evitar, sin embargo, un envejecimiento bien llevado con terapias que permitan lucir mejor nuestra piel con menos arrugas y menos flacidez siempre será una opción que eleve nuestro autoestima y para ello existen diversas terapias seguras que en manos de especialistas darán excelentes resultados.


Dra. Ileana E. Arreola Jáuregui
Dermatóloga y Cirujana Dermatóloga
(CED. 5721289)
Dermacenter
Dermatología Cirugía Cosmética Laser
Rubén Darío 1208 Col. Providencia
Tel. 12024416 / 12024414
dra.arreola@gmail.com
www.dermacentermx.com

 

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*