La luz azul y el daño a la piel

La luz azul llamada HEV (luz visible de alta energía) es una luz visible emitida por longitudes de onda entre 380 y 500 nm. Representa la luz de corta longitud del espectro de luz visible siendo para nuestros ojos de color blanco. Su principal fuente es tanto natural (luz solar, aprox. el 30% de la radiación que el sol emite entre las 9 am y las 8 pm es luz azul) como artificial (pantallas digitales de teléfonos celulares, tabletas, laptop, computadoras, televisiones e iluminación fluorescente).

La luz que emiten estos dispositivos tiene consecuencias y riesgos para la piel, una exposición más prolongada a la luz azul de alta energía puede aumentar la cantidad de daño al ADN, la muerte celular y tisular y alterar el funcionamiento de la barrera cutánea.

¿CÓMO DAÑA LA LUZ AZUL LA PIEL?

  • Desencadena la formación de radicales libres.
  • Aumenta el estrés oxidativo.
  • Daña el tejido del ADN.
  • Debilita el colágeno y la elastina.
  • Acelera los signos del envejecimiento.
  • Conduce a la hiperpigmentación.
  • Induce la inflamación.

Los rayos penetran la piel de una manera mas profunda que UVA y UVB, ocasionando daño en las células, estimulando la creación de radicales libres, disminuyendo la elasticidad de la piel, formando líneas de expresión y manchas oscuras (sobre todo en personas con piel de color) dando como resultado un envejecimiento prematuro de la piel.

¿Cómo proteger su piel del daño de la luz azul?

• Buscar sombra y usar ropa protectora (sombrero, lentes, manga larga).

• Utilizar un protector solar en áreas abiertas y cerradas (casa u oficina).

• Elegir un protector solar de amplio espectro con activos como el dióxido de titanio y óxido de hierro (con color), se ha demostrado que este último es el que protege más de la luz azul.

• Utiliza antioxidantes tópicos como vitamina C, té verde, niacinamida, flavonoides.

TIPS para proteger tu piel con el uso de dispositivos

• Mantener una distancia entre el dispositivo y el rostro de aproximadamente 35 cm con respecto al celular y el doble con la computadora.

• Disminuir el brillo de los dispositivos y activar el protector de pantalla (modo oscuro).

• Evitar usarlo al menos una hora antes de dormir o usarlos en la cama, por interferir con el ritmo circadiano.

Dra. Minerva E. Vázquez Huerta
MEDICINA INTERNA
(CED. prof. 9007429)
Dermacenter
minivaz8@gmail.com

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*