Biopsia de cabello

Su utilidad para un buen diagnóstico

Las biopsias son estudios que se realizan para ayudar a determinar las causas de una enfermedad cuando clínicamente no puede definirse con claridad. Consisten en tomar un pequeño  fragmento del tejido del área afectada, procesarlo con diversos agentes químicos, así como tinciones de laboratorio y observarlo por medio del microscopio para analizar sus células.

Existen diversas enfermedades que se pueden presentar en el cuero cabelludo: infecciones por parásitos, hongos, bacterias; tumores benignos o malignos, enfermedades reumáticas o metabólicas con afección al cabello o enfermedades genéticas. Cabe destacar que no todos los padecimientos en el cuero cabelludo ameritan biopsias, pero comúnmente son aquellos en los que hay tumoraciones o pérdida de cabello inespecífica.

La pérdida de cabello: alopecia, puede clasificarse de diversas maneras:

  • Por su extensión: localizada en una o múltiples áreas de forma difusa, en el cuero cabelludo y también en otras áreas pilosas del cuerpo
  • Por su reversibilidad: puede ser cicatricial, que no es reversible y no cicatricial, que sí es reversible
  • Por su origen: genético o adquirido por factores externos
  • Por su causa: enfermedad primaria del cabello o enfermedad del organismo que, secundariamente, afecta al cabello

Las causas más comunes de pérdida progresiva del cabello son asociadas a factores genéticos; como la alopecia androgénica, que predomina en los hombres o la alopecia areata, que comúnmente se presenta en los niños.

Por el contrario, los motivos frecuentes de la  pérdida aguda de cabello suelen ser asociados con alteraciones del organismo como: desbalances en la función tiroidea, carencias de hierro o zinc, estrés metabólico como procedimientos quirúrgicos o pérdidas excesivas de peso.

El procedimiento de toma de biopsia en el cuero cabelludo consiste en lo siguiente:

  • Se realiza aseo quirúrgico del área a analizar
  • Se aplica anestesia local
  • Se toma uno o dos fragmentos del cuero cabelludo por medio de un bisturí, usualmente miden entre 4 y 5 mm
  • En ocasiones, se realiza un punto de sutura para cerrar la herida. También se puede colocar un parche para que la herida cierre por segunda intención, sin requerir sutura
  • Se coloca la muestra en una solución de conservación con formaldehido y se envía a su estudio histopatológico; el resultado se obtiene entre 2 y 3 semanas

 

Dado que los tratamientos para pérdida de cabello suelen ser prolongados y variar ampliamente de acuerdo a su causa, es importante determinar con la mayor precisión posible el diagnóstico. Esto evitará manejos innecesarios, fracasos terapéuticos, y le permitirá al médico ofrecer un pronóstico real de los resultados que se pueden conseguir con cada tratamiento.

bipsia cabello-12


Dra. Mildreth Amelyn Cid Garza
Dermatólogo
(CED. 5599043)
mildrethcid@gmail.com

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*