Skip to main content

Cuidados de la piel del recién nacido

By 21 septiembre, 2022agosto 23rd, 2023Piel

Al nacer, la piel del recién nacido sufre una transición súbita de la vida intrauterina al ambiente externo y a pesar de que su piel tiene componentes estructurales similares a los del adulto, difiere en ciertos aspectos.

La piel es el órgano mas grande que tiene una persona y cumple funciones esenciales como: mantener un ambiente de equilibrio entre el agua y los electrolitos, se encarga de conservar la temperatura corporal, defensa contra microorganismos, protección ante traumatismos, radiación UV, toxinas ambientales, síntesis de vitaminas y por supuesto su función cosmética.

A diferencia de un adulto en los recién nacidos encontramos que hay una mayor superficie corporal, la unión entre epidermis y dermis es menos fuerte (por lo que la formación de ampollas es más fácil), la piel es más delgada y menos elástica, existe mayor permeabilidad del estrato córneo (por lo que hay un mayor riesgo de pérdida transepidérmica de agua a través de la piel, absorción percutánea aumentada e inestabilidad térmica), la barrera epidérmica no se encuentra bien desarrollada, las glándulas sebáceas a pesar de que son numerosas al nacimiento no tienen función hasta la pubertad, la producción de melanina es baja (por lo que los recién nacidos tienen mayor riesgo de daño por la radiación UV), el pH es más alto y el contenido de ácidos grasos libres es menor (piel más seca).

Por lo tanto, existen ciertos cuidados a tomar en cuenta en esta etapa de la vida. En general se recomienda un aseo suave, una hidratación adecuada, evitar la fricción y la maceración de los pliegues cutáneos, protección frente a irritantes y evitar el sol en los horarios de mayor intensidad de la radiación UV.

En cuanto al baño se sugiere evitar jabones ya que pueden alterar el manto ácido de la piel haciéndola más seca y propensa a daño, lo ideal es utilizar detergentes sintéticos o ̈jabones sin jabón ̈ (syndets) los cuales tienen un pH similar a la piel por lo que son menos irritantes. La duración del baño no debe ser mayor a 5 minutos, la temperatura del agua debe ser tibia, evitar utilizar estropajos y no tallar la piel con la toalla al secar.

Dentro de los primeros minutos de salir del baño se sugiere hidratar la piel con cremas sin perfumes, las cuales deben reaplicarse por lo menos dos veces al día.

El cordón umbilical se seca y cae aproximadamente después de cinco a 10 días, se recomienda mantener el área seca y evitar aplicar productos directamente a esta área.

Es recomendable mantener las uñas cortas y limpias.

El uso de talcos no está recomendado ya que pueden tapar las glándulas de sudor y provocar pequeños granitos llamados  ̈milia ̈, además del riesgo de inhalación de partículas del talco por parte del bebé.

Para el cuidado del área del pañal se sugiere el uso de pañales super absorbentes y el cambio frecuente para evitar el contacto prolongado de la piel con la orina y las heces. A la hora de limpiar lo ideal es hacerlo con agua y algodón evitando el uso de toallitas perfumadas. Recordar que la limpieza debe realizarse de enfrente hacia atrás. En caso de rozadura se puede utilizar vaselina u óxido de zinc después de cada cambio del pañal, si no mejora en tres días acudir con un dermatólogo.

En caso de que la piel del recién nacido presente áreas de inflamación o resequedad que no mejore con estas indicaciones lo ideal es acudir a consulta.

 

 

Dra. Clara Madrid Carrillo
DERMATÓLOGA
(CED. prof. 8968271)
Dermacenter
clara_x89@hotmail.com

Introduce to E-mail para descargar

Deja un Comentario