La importancia del cuidado de los pies

Unos pies mal cuidados son desagradables y pueden inhabilitar el caminado

Los pies se deben cuidar al igual que las manos, cuerpo y cara. Unos pies mal cuidados son desagradables y pueden inhabilitar el caminado.

Para mantenerlos en buenas condiciones es imprescindible realizar revisiones paulatinas aunque no exista ninguna molestia. El profesional dedicado a su cuidado es el podólogo, será él quien detecte alguno de los siguientes problemas: uñas de los pies mal cuidadas, sequedad en los talones, callos, juanetes, pie diabético, lunares sospechosos, presencia de hongos o verrugas plantares conocidas como ojo de pescado y otras alteraciones que pudieran sugerir que sean revisadas por un dermatólogo.

Cuidados básicos para los pies
Lavado
Se recomienda lavar los pies diariamente con agua templada y jabón neutro. La duración del lavado no debe ser superior a 10 minutos para evitar maltratar la piel. Es importante exfoliarlos cada quince días para eliminar las células muertas.

Secado
Secar los pies, suavemente y sin frotar, con una toalla limpia intensificando el secado en los espacios interdigitales, pulgares y uñas. El secado es muy importante ya que la humedad favorece la infección por hongos, verrugas, bacterias, etcétera.

Hidratación
Tras el lavado y el secado es necesario utilizar una crema o aceite hidratante en el dorso y planta de los pies, para evitar que la piel se reseque y se produzcan escamas, grietas u otras lesiones dérmicas.

Corte de las uñas
Las uñas de los pies se deben cortar en forma recta y no curva. Debe efectuarse de manera que la uña sobresalga 1-2 milímetros del dedo para que cumpla su función de protección.

Evitar autotratarse
Se debe tener especial cuidado con los remedios caseros. Autotratarse se puede convertir en un problema grande. No es recomendable utilizar hojas de afeitar, cuchillas, tijeras de punta fina, callicidas, productos astringentes o abrasivos para el tratamiento de dermatopatías, debido a que los materiales no siempre son los apropiados.

También se desconoce qué tratamientos son adecuados para cada patología y una pequeña herida se puede infectar y complicarse. Es muy importante que las personas diabéticas o con problemas de circulación vayan al médico de inmediato si observan lesiones en sus pies, para recibir el tratamiento adecuado.

Dr. Gabriel Huerta Rivera/ Podóloga Cristina López Ruiz
Dermatólogo (CED. 4371253)
Tel. 1202-4414
dermacenterghenza02@hotmail.com

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*