Mitos y realidades del sarampión

Sarampion

El sarampión es una infección que retoma relevancia por su conocida posibilidad de crecimiento exponencial así como un reciente incremento en su aparición en el centro del país. En el año 2019 se reportaron 20 casos, mientras que en lo que va del 2020 se han reportado 133 casos confirmados (hasta 11 de abril del 2020).

El sarampión es una enfermedad transmisible.

REALIDAD. Está considerada como una de las enfermedades más contagiosas. 

 

Se contagia por tocar la piel de una persona enferma.

MITO. Su contagio es a través de la inhalación de microgotas expulsada por la vía respiratoria de un enfermo.

 

El rash del sarampión es igual al de todas las enfermedades.

MITO. Característicamente inicia en la cara y de ahí se disemina en sentido descendente. Además se acompaña de fiebre, tos, conjuntivitis y manchas dentro de la boca.

 

Los pacientes solo podrán infectar a otros cuando tienen las lesiones en la piel.

MITO. Existe riesgo alto de contagio de la enfermedad desde 4 días antes y hasta 4 días después de aparición del rash. 

 

Se trata de una infección inofensiva, que se irá sin causar daño.

MITO. Las complicaciones pueden afectar estructuras como el oído, pulmones, tracto digestivo e incluso el cerebro.

 

No tenemos armas para prevenirnos de esta peligrosa enfermedad.

MITO. Desde 1963 se cuenta con una vacuna altamente efectiva para la prevención del sarampión; en México se aplica a los 12 meses y se aplica una segunda dosis a los 4-6años.

 

La vacuna es más peligrosa que la enfermedad.

MITO. Las reacciones adversas a la vacuna suelen ser leves y transitorias.

 

La vacuna puede causar autismo.

MITO. En 1998 un médico publicó un artículo con información manipulada para desprestigiar la vacuna y poder vender su propia vacuna. Al descubrirse sus intereses se retira el artículo de circulación y se le retira su licencia para practicar medicina. En 2010 se publica un artículo científico donde se concluye que la aplicación de la vacuna no está relacionada con autismo.

 

Es recomendable vacunar a todos los adultos.

MITO. No se recomienda la vacunación en adolescentes y adultos que hayan recibido dos dosis de vacuna (independientemente de la edad de vacunación), pero si se desconoce o sólo han recibido una dosis, es recomendable aplicar la dosis faltante.

 

Comentario

Es importante como sociedad conocer los datos de sarampión en una época donde no solo no se encuentra erradicado, si no que los casos van al alza. No debe haber ninguna duda de que la vacuna es una estrategia segura y efectiva para la prevención de esta severa enfermedad.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*