Principales psicodermatosis

Principales psicodermatosis

La piel es el órgano más extenso del cuerpo humano; es un reflejo de salud y bienestar físico y emocional. La estrecha relación entre piel y mente ha dado lugar al término psicodermatosis, que se refiere a aquel padecimiento cutáneo que surge a consecuencia de alteraciones emocionales o psicológicas.

Es evidente que las enfermedades dermatológicas influyen en la esfera emocional del paciente. Recíprocamente, la piel es el espejo somático de emociones tales como ansiedad, alegría, tristeza o disgusto.

Los trastornos psicodermatotológicos se dividen en tres categorías: trastornos psicofisiológicos, trastornos psiquiátricos primarios y trastornos psiquiátricos secundarios. Los desórdenes psicofisiológicos son dermatosis relacionadas con el estrés y la ansiedad como es la dermatitis  seborreica, psoriasis, alopecia areata, dermatitis atópica, liquen simple crónico, urticaria, rosácea, acné, vitíligo, hiperhidrosis, entre otras.

Dentro de las principales psicodermatosis se encuentran las siguientes:

• Neurodermatitis: está causada por un rascado crónico de una zona de la piel. El acto de rascarse desencadena más comezón y comienza un círculo vicioso que hace que la piel se engrose y se vuelva áspera. Es la patología dermatológica más relacionada con la ansiedad. Son pacientes con un perfil obsesivo-compulsivo que obtienen gratificación con el rascado.

• Tricotilomanía: consiste en el arrancamiento del pelo de forma inconsciente. El arrancamiento del pelo actúa como un mecanismo sencillo de alivio de la tensión emocional. Puede afectar hasta el 4% de la población. Las mujeres tienen una probabilidad cuatro veces mayor de resultar afectadas que los hombres.

• Excoriaciones neuróticas: se caracteriza por pellizcar frecuentemente la piel, lo cual produce lesiones cutáneas. Algunos pacientes pellizcan su piel en forma automática (es decir, sin ser conscientes); otros son más conscientes de la actividad.

• Delirio de parasitosis: es un padecimiento relativamente frecuente en la consulta dermatológica. Se considera un trastorno psiquiátrico en el cual el paciente cree estar infectado por insectos, gusanos o piojos que habitan y dañan su piel.

Las psicodermatosis deben tratarse en sus dos componentes, el psicológico y el dermatológico.

Dra. Sofía Álvarez Guerrero
Dermatóloga
DPG. 9541226

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*