Signos en la piel de enfermedad psiquiátrica

Signos en la piel de enfermedad psiquiátrica

Existen distintas enfermedades psiquiátricas que pueden asociarse a lesiones en la piel, las cuales se caracterizan por ser autoinflingidas y suelen caracterizarse por ser lesiones que no tienen un patrón bien definido, lesiones aisladas o múltiples, de formas  ̈extrañas ̈, en diferentes estadios (erosiones, úlceras, costras) al mismo tiempo, encontrarse en lugares accesibles a las manos, etc.

Delirio de parasitosis. Existe una creencia por parte del paciente de que se encuentra infestada por parásitos, sin signos objetivos de infestación. Los pacientes refieren la sensación de mordeduras o picaduras. En la piel podemos observar signos de rascado, excoriaciones, piel gruesa, incluso úlceras autoinducidas en su intento por retirar los ̈parásitos ̈.

Trastorno corporal dismórfico. Preocupación excesiva sobre la imagen corporal. En dermatología existe preocupación por ̈imperfecciones ̈, como acné , cicatrices y arrugas. Los pacientes suelen permanecer mucho tiempo frente al espejo, existe una preocupación y sufrimiento significativo. A pesar de recibir tratamiento o realizar procedimientos para mejorar estos aspectos los pacientes suelen estar insatisfechos con cualquier intervención realizada.

Tricotilomanía. Es una conducta denominada repetititivo corporal que consiste en jalarse el pelo de piel cabelluda, región pubica y cejas, lo cual da lugar a su pérdida, el cabello suele verse de diferentes longitudes alternado con áreas sin cabello. La mayoría de los pacientes se encuentran consientes de ser responsables de la pérdida del pelo e incluso realizan intentos para dejar de hacerlo, sin embargo para algunos se trata de un hábito inconsciente. Si el paciente además de jalar el pelo, se lo come se le denomina tricofagia, lo cual puede llegar a obtruir el intestino.

Excoriaciones neuróticas. Es una conducta caracterizada por el rascado repetitivo de la piel. El paciente presenta un deseo consciente e incontrolable de pellizcar o frotar la piel. Las lesiones suelen crearse a partir de una costra, una picadura de mosquito o de acné (acné excoriado). Pueden ir de pocos milímetros a varios centímetros, de erosiones a úlceras profundas, cicatrices, áreas hiperpigmentadas o hipopigmentadas.

Dermatitis artefacta. Los pacientes se producen lesiones en la piel para satisfacer una necesidad psicológica (de la cual no siempre estan conscientes). Lo que podemos observar en la piel son erosiones, vesículas, ampollas, hematomas, enfisema subcutáneo, por quemaduras realizadas con sustancias químicas, o con calor, uso instrumentos afilados e inyección de sustancias extrañas. Al interrogar a los pacientes suelen negar ser los responsables de las lesiones.

Autolesión no suicida. Son lesiones superficiales cuyo objetivo es reducir emociones negativas. Generalmente se observan en los antebrazos y los muslos, son realizados habitualmente con objetos afilados, aunque tambien, quemaduras por cigarro.

Conducta de bronceado excesivo. Considerado en aquellas personas que presentan un impulso por broncearse , que continúa a pesar de las posbiles consecuencias como diagnóstico de melanoma cutáneo.

Las lesiones pueden confundirse con algunas enfermedades de la piel por lo que es importante acudir a

la consulta para realizar una historia clínica completa y tomar en cuenta los diagnósticos diferenciales. Así, el dermatólogo podrá realizar una intervención terapéutica o derivar a un médico psiquiatra.

 

Dra. Clara Madrid Carrillo
DERMATÓLOGA
(CED. prof. 8968271)
Dermacenter
clara_x89@hotmail.com

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*