Alopecias Cicatriciales ¿Cuáles son?

Alopecia Cicatrizal

El folículo pilosebáceo es un mini órgano que se transforma y regenera en un complejo ciclo de crecimiento, regresión y degeneración que dura toda la vida, denominado “ciclo del folículo piloso”. Este proceso es controlado por factores de crecimiento, inhibidores y factores hormonales que compiten y se regulan entre sí. Las etapas de crecimiento folicular se denominan anágeno, telógeno y catágeno. Se estima que existen unos 150.000 folículos pilosos en el cuero cabelludo y normalmente se caen de 50 a 100 pelos. El término alopecia alude a la pérdida anormal del cabello resultado de un proceso patológico. Las alopecias se pueden clasificar en cicatriciales y no cicatriciales.

Las alopecias cicatriciales constituyen un grupo de trastornos que dan lugar a una pérdida permanente de cabello que resulta de la sustitución de los folículos pilosos por tejido fibroso o colágeno hialinizado. Se subdividen en primarias, en las cuales el folículo piloso es el centro principal de un proceso inflamatorio; y secundarias, cuando se ve afectado de manera indirecta como consecuencia de traumatismos, enfermedades infecciosas, enfermedades infiltrativas, daño térmico o radiación. Las alopecias cicatriciales se subdividen según el infiltrado microscópico inflamatorio que presenta (células inflamatorias del sistema inmunitario) y de acuerdo con la NAHRS (North American Hair Research Society):

Alopecias Cicatriciales

 

Se desconoce la causa exacta, se sabe que ocurre daño irreversible de las células madre del folículo piloso por la inflamación persistente. Las células madre foliculares residen en la zona del “bulge”o protuberancia en la vaina radicular externa, tercio superior. El diagnóstico es clínico al notar la ausencia de las aperturas foliculares o un aspecto “liso” del cuero cabelludo, dermatoscopía o propiamente denominadacomo tricoscopía y la toma de biopsia con su respectivo estudio histopatológico. En la tricoscopía se confirma la ausencia del ostium folicular y atrofia de la epidermis y otros signos variantes de cada tipo de alopecia (eritema, escama perifolicular, tubular, pelos en penacho y pústulas). La biopsia es el estudio de elección para el diagnóstico y debe realizarse de una a dos biopsias en sacabocado de 4 a 6 mm, orientadas paralelamente al eje del vello, evitando la transección, se debe hacer en la zona afectada en el borde de la misma o con desprendimiento de pelo (pull test +). En ocasiones el patólogo decidirá hacer tinciones u orientaciones especiales según del tipo de alopecia que se sospecha. En publicaciones posteriores se abundará en cada tipo de alopecia cicatricial, así como en su diagnóstico y tratamiento. Si bien, en muchos casos nos encontraremos con una alopecia irreversible o regenerativa. Lo más importante es realizar un diagnóstico precoz para establecer el tratamiento, y así prevenir su avance o evolución, en ciertos casos también podrá recurrirse a un trasplante capilar.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*