Skip to main content

Alteraciones en la piel de niños que pueden tratarse con láser y luz

El láser es un tipo de tratamiento que integra las terapias nuevas con uso de tecnología. Es una modalidad cada vez más importante en Dermatología Pediátrica, ya que hay enfermedades de la piel que solo responden a la terapia láser y otras patologías que en combinación con medicamentos convencionales tienen una respuesta excelente.

La terapia con láser tiene múltiples aplicaciones dependiendo del tipo de láser utilizado.

Dentro de las alteraciones que pueden tratarse con láser podemos clasificarlos en grupos según el componente afectado en la piel.

Los grupos son los siguientes:

Alteraciones vasculares

Tumores vasculares (Hemangioma congénito, hemangioma infantil, granuloma piógeno).

Malformaciones capilares (Mancha en vino de oporto).

Telangiectasias (Nevo araña).

Genodermatosis

Complejo esclerosis tuberosa (Angiofibromas).

Neurofibromatosis (Manchas café con leche).

Dermatosis inflamatorias y/o inmunomediadas

Dermatitis atópica.
Psoriasis.
Vitíligo.
Alopecia areata.

Lesiones pigmentadas y/o Nevos

Nevos de Ota.
Nevo de Becker.
Nevo de Spilus.

Infecciones
Verrugas virales.

Molusco contagioso.

Misceláneos

Acné (activo y sus complicaciones).
Estrías.
Tatuajes traumáticos y electivos.
Cicatrices.
Hipertricosis y densidad de pelo corporal no deseado (Depilación).

Los láseres han revolucionado la forma en que tratamos una variedad de afecciones de la piel, como se en listaron anteriormente. El número de tratamientos necesarios depende de diferentes factores como, por ejemplo: la enfermedad, el tipo de piel y la persistencia de las lesiones. Sin embargo, la mayoría de los niños dependiendo de su padecimiento requieren en promedio de cuatro a ocho sesiones para lograr un resultado clínico satisfactorio.

Las lesiones en la piel que pueden tratarse con láser sobre todo son las que causan desfiguración, lesiones vasculares que sangran superficialmente y afecciones que afectan la confianza del niño.

Las deformidades cutáneas en los niños pueden afectar negativamente en el desempeño escolar, las expectativas de los maestros, interacciones entre padres e hijos, desarrollo social y autoestima. Los niños pueden volverse socialmente discapacitados y desarrollar problemas emocionales y de comportamiento secundarios a su apariencia física. En los escolares, las lesiones cutáneas desfigurantes visibles pueden provocar conductas aversivas, sentimientos de vergüenza y depresión, que pueden afectar la salud psicológica y su capacidad de contribuir a la sociedad como adulto.

De tal manera que el láser es una herramienta innovadora que aporta resultados excelentes en algunas patologías y en otras responden de una mejor manera en combinación con otros tratamientos.

Es importante la valoración del Dermatólogo o Dermatólogo Pediatra quien de una manera integral emitirá un diagnóstico y las mejores opciones terapéuticas incluida la terapia láser, favoreciendo su autoestima y el pronóstico en general de su hij@. No dude en consultar, acuda con los expertos.

Introduce to E-mail para descargar

Deja un Comentario