Caída de pelo por problemas endocrinológicos. ¿Qué debo hacer?

La endocrinología estudia las enfermedades de las glándulas y hormonas del cuerpo. En muchas de estas enfermedades el primer dato observado por el paciente puede ser una caída excesiva de pelo, manifestada de dos formas principalmente:

• Efluvio telógeno: se produce caída súbita del pelo, detonada por alteración en los ciclos capilares. Se presenta como una caída de pelo difusa, es decir de toda la cabeza, más que en zonas localizadas.

• Alopecia de patrón masculino: predominará en las entradas y parte superior de la cabeza, respetando la nuca y zonas laterales, ésta se da por el efecto de hormonas masculinas sobre el folículo.

Enfermedades tiroideas.
La tiroides es una glándula localizada en el cuello, cuya función es regular el metabolismo del cuerpo. Disfunciones en esta estructura puede tener como consecuencia un efluvio telógeno.

En casos de una función disminuida pudiera presentarse como cansancio, aumento de peso, sensibilidad al frío, estreñimiento, piel seca, alteraciones menstruales, etc.
Mientras que una función aumentada se acompaña de pérdida de peso, taquicardia, sudoración, dificultad para dormir, etc.

Vitamina D.
A pesar de su nombre, esta sustancia está relacionada con las hormonas, que tiene funciones en el metabolismo del calcio e inmunológicas. Se obtiene de la luz solar y de alimentos como pescados y hongos. Su disminución puede ser causa de efluvio telógeno.

Prolactinoma.
Es un tumor generado en la glándula hipófisis, que se encuentra dentro de la cabeza, en la base del cerebro.
Además de un efluvio telógeno, se pueden presentar irregularidades menstruales, salida de leche por los pechos, aún si la mujer no está embarazada, acné, incluso si el tumor es muy grande puede acompañarse de problemas de visión por compresión al nervio óptico.
Síndrome de ovario poli quístico.
Es una enfermedad hormonal frecuente en mujeres de edad reproductiva, en donde hay alteraciones menstruales, quistes en los ovarios y elevación de hormonas masculinas en el torrente sanguíneo.
Las pacientes pueden tener exceso de vello facial y corporal, acné y alopecia de patrón masculino.

Tratamiento.
En los casos de alopecias por enfermedades endocrinológicas los servicios de Dermatología y Endocrinología trabajan de la mano. Aunque lociones y otros tratamientos tópicos pueden ser de utilidad, es de suma importancia integrar un diagnóstico, evidenciar los niveles hormonales e instaurar un plan de tratamiento, ya que fundamentalmente con la regulación de las sustancias internas implicadas se logra un control de la caída del pelo. Si sospechas de alguna de estas anormalidades visita a tu dermatólogo, quien podrá guiar tu diagnóstico y tratamiento.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*