Cuidado de la piel en las vacaciones

Una de las preguntas más frecuentes en la consulta dermatológica es cómo debo de cuidar mi piel ahora que voy a salir de vacaciones…

La temporada ideal para ir a la paya, o vacaciones en montaña no necesariamente en costa pero que implique más exposición al sol de lo habitual, requiere de cuidados especiales en la piel. Es importante mencionarles que el 90% del envejecimiento de la piel está asociado a la radiación ultravioleta, los dermatólogos somos enfáticos en el cuidado sobre todo de los menores. No es recomendable exponer a los menores de tres años intencionalmente al sol, ya que son muy propensos a “quemarse” o a “arderse” y esto automáticamente multiplicará su riesgo a padecer cáncer de piel, en un 20% por ocasión, así que alguien que se ha ardido en el sol cinco veces es casi seguro que desarrolle un cáncer de piel.

Existe actualmente ropa adecuada para que los pequeños disfruten de sus vacaciones, y para la piel que no queda cubierta por las prendas especiales, se debe aplicar el bloqueador solar pediátrico de uso dermatológico, con una frecuencia aproximada de cada 2 horas, sobre piel seca. Para los más grandes, se puede utilizar un bloqueador 50+ si se es de piel blanca o sensible y reaplicarlo por intervalos de 2-3 horas. Si se es moreno y poco sensible, se puede utilizar una protección de 30+, aquí cabe hacer la aclaración que el número de SPF no indica porcentajes, es un número que si bien puede orientar en la potencia, puede confundir al paciente ya que anteriormente se utilizaban números como al 100% y no es así.

Las personas que están tomando medicamentos deberán ser especialmente cuidadosos de no tomar sol intencionalmente ya que se pueden dar reacciones foto alérgicas con muchos medicamentos. Personas que fueron intervenidas recientemente por cirugía, o con presencia de estrías, abrasiones o cicatrices en la piel las pueden agravar si se exponen indebidamente al sol, así como las que tienen varices o predisposición a tenerlas deberán evitarlo. Son muy frecuentes las consultas por quemaduras después de vacaciones en manos o zonas expuestas en forma de gotas y esto es porque se estuvo en contacto con jugo o zumo de cítricos y al sol. Aun cuando haya sido por corto tiempo, en personas sensibles puede haber hasta ampollas y dejar una mancha café por semanas a lo que llamamos “fito fotodermatosis”. Una buena alimentación también influye en tener una piel saludable, el consumo de fuentes de carotenos y vitamina A como la zanahoria, los duraznos, frutos rojos, naranjas, etc. Y una adecuada hidratación complementarán las precauciones debidas para disfrutar sin percances dermatológicos, las vacaciones.

cuidado-piel-filorga-2


Dra. Norma Gabriela Campos Cornejo

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*