Dengue: manifestaciones y como prevenir

dengue

El dengue es una infección causada por 1 de los 4 virus llamados «virus del dengue”, por lo que, enfermarse de un serotipo del virus no protege de los demás, incluso una persona puede contraer dengue más de una vez en su vida.

Esta enfermedad se transmite por mosquitos que portan el virus, por lo tanto, vivir en áreas donde proliferan los mosquitos o viajar a áreas endémicas como el sur de Asia, América Central y Sur puede ser un factor de riesgo. 

Los síntomas generalmente ocurren de 4 a 7 días después de la picadura de un mosquito que porta el virus del dengue, pero pueden presentarse hasta 2 semanas después y éstos son diferentes en cada persona, inclusive hasta pueden variar en severidad.

Los más comunes son los siguientes:

  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor detrás de los ojos.
  • Dolor articular y muscular.
  • Cansancio durante días o semanas.
  • Erupción en la piel la cual puede ser plana o tener pequeñas protuberancias y puede estar acompañada de comezón intensa.
  • Problemas estomacales, como náuseas, vómitos y diarrea.
  • Tos, dolor de garganta y nariz tapada.
  • Pequeñas manchas moradas en la piel.
  • Ojos rojos.

Las personas que previamente padecieron dengue y se infectaron nuevamente con un serotipo de virus diferente tienen mayor riesgo de presentar síntomas más graves, como los siguientes:

  • Dolor abdominal.
  • Hematomas o pequeños “moretes” sin antecedente de traumatismo previo.
  • Vómito con sangre.
  • Hemorragias nasales.
  • Heces negras.
  • Sangrado intermenstrual (entre los periodos menstruales) o más abundante.

No existe un tratamiento específico para el virus que causa el dengue, pero se pueden tratar los síntomas. En los casos leves el paciente puede ser tratado en casa con acetaminofén y abundantes líquidos, pero si es más severo incluso puede requerir de hospitalización.

Es muy importante no auto medicarse, ya que el ácido acetilsalicílico (Aspirina), ibuprofeno o naproxeno pueden aumentar el riesgo de sangrado.

Lo ideal será prevenir que adquiramos esta enfermedad, empezando por evitar condiciones para que se generen mosquitos, como drenar el agua estancada, usar repelente de insectos y tener las precauciones hasta de vestimenta como el uso de zapatos, camisas de manga larga, pantalones largos y un sombrero si es que se viaja a una zona endémica.

En caso de que tenga la sospecha de presentar dengue, acuda con su médico quien realizará un examen clínico y posiblemente solicite algunas pruebas sanguíneas para corroborar el diagnóstico.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*