Skip to main content

Dermatitis por contacto

La dermatitis de contacto es un motivo de consulta común, se trata de una reacción inflamatoria de la piel frente a algún irritante.

En la piel, se puede ver de muchas formas, dependiendo de la fase en la cual se encuentre:

Aguda o temprana: puede parecer una quemadura cutánea.

Crónica o tardía: ocurre por la exposición repetida y por un efecto acumulativo.

Además, la forma de presentación a nivel de la piel dependerá del producto irritante, la forma de exposición, concentración y cantidad o porcentaje de superficie expuesta.

Hay muchos tipos de irritantes: jabones, detergentes, disolventes, ácidos y alcalinos que producen daño celular, si son aplicados durante un tiempo y una concentración suficiente.

Puede aparecer en cualquier parte del cuerpo que haya estado en contacto con la sustancia. De las zonas más frecuentes en aparición, son las manos.

Entre otras formas de presentación están:

Enrojecimiento o inflamación.
Vesículas, ampollas, costras.
Ardor o quemazón.
Sensibilidad.
Comezón.

Dermatitis por contacto por material de zapatos.

Para el diagnóstico suele ser suficiente con ver las lesiones, sin embargo, a veces se pueden requerir pruebas cutáneas para conocer la sustancia causante de la alergia.

En el ámbito laboral, suele ser frecuente la dermatitis por contacto irritativa por contacto con sustancia en el día a día, suele ser común por ejemplo en amas de casa, en peluquerías, pintores, constructores, entre otros. Con frecuencia, se localiza en las manos.

El tratamiento consiste en mejorar los síntomas y eliminar las lesiones cutáneas, sin embargo, está condición suele ser recidivante, sí la piel vuelve a estar en contacto con la sustancia detonante, la irritación cutánea regresará, por lo que es altamente recomendable identificar qué ocasiona el problema y evitar el contacto.

Introduce to E-mail para descargar

Deja un Comentario