Fotoprotección.

Esol es sinónimo de vida, más sin embargo el exceso en su exposición provoca un daño progresivo y acumulativo desde la infancia que se manifestará en la edad adulta, con presencia de pigmentaciones, arrugas prematuras (fotoenvejecimiento,  lesiones premalignas como queratosis actínicas y en casos avanzados cáncer de piel *En México se reportan  16,000 casos nuevos de cáncer de piel  cada año año y cada día aproximadamente 2 millones en el mundo.

El cáncer de piel es uno de los 3 cánceres más frecuentes del ser humano. Uno de los factores desencadenantes principales es la exposición solar sin protección  y antecedentes familiares.

La luz del sol esta compuesta por: luz visible,  rayos infrarrojos (responsables de pigmentación y daño al colágeno ) y rayos ultravioleta (UV-A Y UV-B) estos últimos  son los responsables de fotoenvejecimiento y del cáncer en la piel: el melanoma, carcinoma  basocelular y carcinoma espinocelular,  por lo que su prevención con el uso de protectores solares de amplio espectro es decir que cubran todas estas energías es fundamental.

Para hacerles frente, los fotoprotectores incluyen a su vez filtros de dos tipos: los físicos o pantallas minerales, que ejercen un bloqueo de entrada a la radiación solar de la piel, los químicos: que absorben y transforman la radiación en energía. El factor de protección solar (FPS) es el parámetro que se usa para medir la capacidad de las cremas solares para bloquear la radiación ultravioleta B

Factor 30 evita el 97% de la radiación y el factor 50 bloquea el 99% de radiación B . En otras palabras, no hay una  crema que proteja frente a todos los rayos dañinos.

No hay una crema solar que proteja frente al 100% de los rayos UV.

Los dermatólogos sugerimos el uso de fotoprotectores con un FPS de 50+ que combinen activos que permitan cubrir el espectro de radiación UVA, UVB Y LUZ VISIBLE. De ahí que no solo debamos fijarnos en el factor de protección solar, sino también en el índice de protección frente a la radiación ultravioleta A, cuyas siglas corresponden a PPD.   Recordar que aunque estemos dentro de una casa u oficina el espectro de  la luz visible como  computadoras y lámparas son suficientes para dañar nuestra piel induciendo pigmentación

*lo ideal es utilizar pantallas solares en momentos donde hay una exposición solar mucho más intensa por ejemplo, ir a la playa, alguna alberca o alguna fiesta en terraza donde el sol sea mucho más intenso las pantallas reflejarán de forma  más precisa  la radiación ultravioleta y la luz visible,  los protectores solares que combinan pantallas y filtros químicos son los sugeridos para el uso diario en la ciudad.

La textura o dermocosmética de los protectores solares son factores importantes para asegurar el apego a la aplicación del producto. Aquí dependemos de la consistencia del producto y de las necesidades de la piel, no es lo mismo proteger una piel seca que una que tiene  tendencia acnéica.

En pacientes con piel grasa sugerimos vehículos en emulsión,  texturas en gel, gel en crema  o matificantes, libres de aceites, por otro lado contamos con spray o leches solares  para zonas más extensas como las extremidades que facilitan su aplicación, vehículos con texturas más hidratantes para pieles secas, texturas con color o tinte añadido que permiten dejar la piel más unificada de tono  y maquillada en la misma aplicación del fotoprotector y  algunos productos  que buscan proteger contra la rosácea o anti-contaminación que  requieren sustancias añadidas a los protectores solares como antioxidantes. En cuanto a los deportistas la formula es con “una absorción muy rápida” que a su vez sea resistente al agua para que soporte “la fricción y el sudor”

En el caso de los fotoprotectores para niños, tienen que estar formulados especialmente para ellos, porque la cantidad de filtros están limitados según la edad “No es la misma Fórmula para niños que para adultos” la edad ideal para utilizar protectores solares en bebés es después de los 6 meses.

*Entre el 50 y 80% del daño por la exposición solar que un individuo recibe durante toda la vida se realiza durante la infancia y la adolescencia por lo que es esencial educar a nuestros hijos en la fotoprotección.

Respecto a cuál es la forma correcta de utilizar el protector solar:

RUTINA DIARIA: Aplicar, en todas las partes del cuerpo expuestas sol (cara, escote y brazos) en la mañana ej. 8 am reaplicando nuevamente en promedio 4 horas después es decir a medio día, en caso de exponerse en la tarde de forma intensa lo ideal es reaplicar una tercera ocasión,  pero siempre al menos mañana y medio día. No es necesario lavar la cara para ejercer la segunda aplicación solo retocar en forma de “golpecitos” encima de los productos aplicados desde la mañana. La protección de los labios debe realizarse con barras fotoprotectoras.

EN LA PLAYA O ALBERCAS: Aplicar en cantidad generosa sobre la piel seca, en todas las partes del cuerpo expuestas al sol, se deben aplicar de 15 minutos antes de estar al sol y repetir cada 2 horas, ya que el agua y el sudor disminuyen su efecto , aunque figure que son resistentes al agua, tras un baño prolongado se debe volver aplicar al salir del agua. Un secado energético con la toalla puede eliminar hasta un 85% del fotoprotector. Extremar las precauciones en las partes del cuerpo más sensibles al sol: cara , cuello, calva, hombros, escote, orejas, manos y empeines. *En los días muy nublados de invierno, es posible la radiación ultravioleta del sol puede filtrarse igual a pesar de las nubes, según datos de la fundación de cáncer de piel. De ahí que muchas personas pasan el día al aire libre sin protegerse sufren de quemaduras a pesar de las nubes por este motivo, es recomendable utilizar protectores solares  cuando esté nublado, para así evitar quemaduras en la piel.

Es  necesario visitar al dermatólogo por lo menos una vez al año. El sol debe tomarse sin quemarse la piel, sin broncearse; por la mañana, antes de las 10:00 y después de las 17:00: con ropa de algodón o lino manga larga, sombrero de ala ancha y lentes oscuros con protección para RUV.

Se sugiere que sea el Dermatólogo  o dermoconsejeros en farmacias dermatológicas quienes dirijan  el uso de un protector solar de acuerdo al tipo de piel y necesidades particulares de cada paciente.

*La Recomendación para mujeres que no saben en que orden aplicar su crema hidratante o protector solar les recomendamos : 1.- aseo de cara, 2.-aplicación de crema hidratante, 3.- aplicación de protector solar, 4.- aplicación  de maquillaje, para la reaplicacion sugerida  a las 4 horas se sugiere utilizar protectores solares con tinte,  presentación en polvo o compactos los cuales sí ofrecen un buen efecto protector y dan un efecto de maquillaje adicional.

Sumario:

Aplicar protector o pantalla solar, todos los días incluso días nublados.

Reaplicar tu protector solar cada 4 horas.

Evita exponerte al sol entre las 11:00 y las 16:00.

Si estás bajo el sol utiliza lentes solares que tengan una real protección de rayos uv y ropa adecuada.

No expongas al sol a los bebés o niños , si lo haces protégelos adecuadamente; con protector solar,  sombrero y ropa manga larga.

Evita utilizar cámaras  de bronceado.

Acude a una visita anual con el Dermatólogo para orientación de cuidados generales de tu piel y  en caso de lesiones cutáneas sospechosas no dejes pasar el tiempo sin revisarte ya que puedes prevenir un diagnóstico tardío de cáncer de piel.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*