Ojeras

Mitos y realidades

Ojeras

Las ojeras es uno de los motivos más frecuentes de la consulta dentro de la  dermatología. Las ojeras son parte de la piel del contorno de los ojos. Esta piel es la más delgada del cuerpo, también es una piel delicada y frágil. Al  ser sumamente fina permite observar los cambios en la coloración de la piel debajo de los ojos.

Las ojeras se forman por muchas causas, una de ellas es el exceso de pigmentación o como consecuencia de la congestión vascular en dermis. Estos cambios dejan traslucirse a través de la piel delgada evidenciándose en forma de oscurecimiento en los párpados.

Las ojeras están asociadas generalmente al cansancio, pero inclusive quienes duermen ocho horas por día, pueden padecerlas ya que pueden aparecer por aumento de los vasos sanguíneos en la piel por debajo de los ojos o por aumento en la producción de pigmento en los párpados.

A continuación explicaré algunos factores que se relacionan con la formación de ojeras:

  • Personas con piel sensible o dermatitis atópica
  • Episodios de irritación e inflamación constante en los párpados
  • Predisposición familiar, es decir, tienen un origen genético y suelen manifestarse desde la adolescencia y verse entre varios miembros de la familia
  • Tener los huesos alrededor de los ojos prominentes o abultados que generan cambios en la reflexión de la luz y producen sombras oscura
  • Algunas enfermedades sistémicas entre ellas alteraciones de la tiroides, problemas cardíacos o enfermedades renales
  • Medicamentos que aumenten la pigmentación o coloración en la piel como bimatoprost, cloroquina, bleomicina, psoralenos, entre otros
  • El envejecimiento provoca disminución de colágeno y elastina esto hace más delgada la piel que trasluce los vasos sanguíneos y se marcan más las arrugas finas
  • Cambios hormonales los cuales favorecen el desarrollo de ojeras, por ejemplo, unos días antes del período menstrual y embarazo en donde se produce retención de líquidos.

De acuerdo a cada tipo de piel, las ojeras pueden presentar tonalidades diferentes: las ojeras con pigmentación café aparecen en pieles más oscuras y en quienes han estado expuestos al sol. En las pieles más blancas, las ojeras se observan con un color violáceo.

Es importante diferenciar las ojeras de la piel redundante que aparece cuando hay flacidez o acumulación de grasa en los párpados. Tampoco debe confundirse con las arrugas, ya que en estos casos, el tratamiento debe ser con cirugía.

TRATAMIENTO
Los tratamientos para las ojeras no son como una receta de cocina, es decir, el tratamiento de las mismas debe ser personalizado, ya que el primer paso es determinar el motivo que las origina o al que están relacionados (genética, alergias, hipertiroidismo, medicamentos, piel sensible, entre otros mencionados anteriormente).

La segunda medida es la protección solar ya que la radiación ultravioleta estimula a una hormona que favorece la liberación de pigmento por los melanocitos que a su vez promueve el oscurecimiento las ojeras.

El siguiente paso consiste en aplicar cremas que pueden mejorarlas, pero no deben irritar la piel. Hay que tener en cuenta que la piel del párpado es sumamente delgada y sensible. De acuerdo a la causa que las favorece es el tipo de crema que nos va a dar mejoría. Los objetivos de las cremas para tratar las ojeras son:

  • Reforzar la vasculatura de la piel de los párpados
  • Disminuir la pigmentación
  • Hidratar la piel
  • Descongestionar y estimular la circulación.

Para obtener mejoría, se requiere aplicarlas durante semanas y hacer medidas generales para evitar favorecerlas. En casos muy severos, se pueden utilizar tratamientos con láser de colorante pulsado o luz pulsada intensa, los cuales reducen el pigmento y corrigen los vasos sanguíneos.

A continuación señalaré algunos tips para disminuir la apariencia de las ojeras:

  • No fumar
  • Dormir bien
  • Utilizar protector solar
  • Evitar alimentos salados, ya que aumentan la retención de líquidos
  • Utilizar almohada para dormir
  • Llevar una alimentación sana.

Al existir varios factores que contribuyen a su desarrollo, es recomendable visitar al Dermatólogo para que evalúe el origen y determine el tratamiento que mejor se ajuste a tus necesidades. En caso de existir piel redundante o exceso de grasa debajo de los párpados, el tratamiento debe ser quirúrgico, esto es quitar el exceso de piel y grasa mediante una cirugía llamada blefaroplastía, un procedimiento que se realiza bajo anestesia local que tiene excelentes resultados.

Es importante entender las expectativas reales del tratamiento, es decir, que eliminar las ojeras no es algo sencillo pero sí pueden atenuarse de forma importante.

Dra. Laura Castrejón
Dermatóloga (CED. 5883236)
Tel. 1202 – 4414
lauracastrejon@hotmail.com

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*