Skip to main content

¿Qué hay de nuevo para la celulitis?

La celulitis es la acumulación de tejido adiposo formando nódulos y hoyuelos que ocasionan el aspecto de “piel de naranja” y se localiza predominantemente en caderas, muslos, nalgas y abdomen.

Es una alteración estética de la superficie de la piel que afecta a entre el 85% y el 98% de las mujeres a partir de la adolescencia en mayor o menor grado. Está presente en todas las razas aunque afecta con mayor frecuencia a la blanca y en menor medida a las mujeres asiáticas.

La predisposición genética, el sexo y la raza también juegan un papel en el desarrollo de la celulitis. La vida sedentaria, las dietas ricas en grasas y carbohidratos, el estrés, el abuso del tabaco y el alcohol contribuyen a su agravamiento. Pero también las hormonas sexuales juegan un papel importante. La celulitis se agrava con la ingesta de estrógenos, anticonceptivos y el embarazo.

Existen diferentes tratamientos que se han usado para mejorar la celulitis entre los más comunes están los tratamientos mecánicos con masajes y drenajes linfáticos que ayudan a movilizar los fluidos intersticiales y favorecer el drenaje. También se pueden usar sustancias que ayudan a mejorar la calidad de la piel y el tejido conjuntivo como la centella asiática y alfahidroxiácidos.
La mesoterapia también es un técnica de uso común en donde se aplican sustancias de efecto lipolítico (disuelven grasas) como es las enzimas lipolíticas o el deoxicolato que ayudan a disolver los depósitos de grasa localizada.

En los últimos años se han desarrollado nuevas tecnologías que permiten tratar la celulitis de una forma no invasiva y segura

  • Ultrasonidos focalizados (Prime accent®): El sistema focaliza un haz de ultrasonidos sobre la zona del cuerpo a tratar y hace penetrar su energía hasta el tejido adiposo. El efecto térmico producido por los ultrasonidos focalizados consigue romper la estructura interna del tejido graso y los descompone en partículas más pequeñas, sin dañar la epidermis, la dermis, ni los tejidos adyacentes. La grasa sobrante es reabsorbida.
  • Cavitación (Liposonic®): Un rodillo genera microburbujas de vacío de forma controlada, éstas producen la llamada cavitación, que son ondas ultrasónicas moduladas en múltiples frecuencias. Dichas micro- burbujas tienen un efecto de succión destruyendo la célula adiposa. Es decir, las ondas generadas por el rodillo chocan contra las células adiposas destruyendo su membrana y liberando la grasa.
  • Radiofrecuencia (Prime Accent®, Exilis®, Venus legacy®): aparatos que emiten ondas controladas para su penetración cutánea superficial o profunda. Ocasionan un estiramiento de los tejidos adyacentes, dando lugar al remodelamiento del colágeno, favorece el retorno venoso, la descomposición de la grasa y su eliminación a través del sistema linfático.
  • Infrarrojos, radiofrecuencia y masaje (Vela Shape®): combinaba la tecnología de radiofrecuencia bi- polar, luz infrarroja, vacío mecánico y masaje para reducir la celulitis y mejorar la apariencia de la piel.
    La celulitis es una afección que debe tratarse con constancia, cualquier tratamiento debe completarse con un mantenimiento, así como llevar un estilo de vida saludable con buena alimentación y ejercicio; si no, irremediablemente el cuerpo volverá a generar celulitis.
    Es importante acudir a valoración para realizar un diagnóstico y determinar a cuál procedimiento o terapia es candidato el paciente para así obtener mejores resultados.

Introduce to E-mail para descargar

Deja un Comentario