Skip to main content

¿Qué sabemos del liquen plano ungueal?

By 20 septiembre, 2023Piel, Uñas

Iniciaremos explicando al liquen plano (LP), la cual, es una enfermedad inflamatoria frecuente que afecta, piel, mucosas, las uñas y el pelo. Se desconoce la causa. Es probable que interactúen tanto componentes genéticos como exógenos (fármacos o infección), para provocar la enfermedad. Las asociaciones de liquen plano con alopecia areata, vitíligo, así como la coexistencia con pénfigo vulgar, esclerodermia localizada o enfermedad hepática crónica sugieren que el liquen plano es resultado de una alteración en el balance inmunológico.

Las manifestaciones cutáneas evolucionan por brotes (activación de la enfermedad) y remisión (estabilidad), se pueden afectar varias zonas corporales y la evolución es crónica con duración de 1 a 2 años, y se acompaña habitualmente de prurito intenso.

A la exploración física dermatológica observaremos pápulas poligonales o anguladas, rosadas a violáceas aisladas que a veces se agrupan. Las cuatro “P” “pápulas, purpúricas, poligonales y prurito, pápula” es la nemotecnia usada a menudo para recordar las manifestaciones clínicas.

El liquen plano puede afectar las uñas (LP ungueal) asociado al LP en hasta en 16% de los pacientes o bien puede presentarse solamente en uñas en un 4% de los casos. Por lo general se afectan varias uñas y se manifiesta por estrías o fisuras longitudinales, hoyuelos, adelgazamiento, traquioniquia y pterigión dorsal. La destrucción total de la matriz produce pérdida de la uña (anoniquia) y puede ser temporal o permanente, dependiendo de la cronicidad y de la gravedad de la afección.

En muchos casos se considera diagnóstico de exclusión y se debe descartar otras condiciones dermatológicas más frecuentes, como la onicomicosis. El diagnóstico requiere la exploración física, el dermatoscopio puede ser de utilidad y en el estudio histopatológico se observarán cambios similares al LP cutáneo a nivel de la matriz ungueal.

El tratamiento del LP ungueal es indispensable, tiene por objeto la prevención de la fibrosis ya que si se deja evolucionar puede producir cicatrización anormal y difusa de la uña. El tratamiento tópico (corticoides, calcipotriol, tacrolimus) tiene poca eficacia a corto plazo y puede causar efectos secundarios a largo plazo. El acetónido de triamcinolona intralesional e intramuscular se considera terapia de primera línea. Los retinoides orales son opciones de segunda línea, así como inmunosupresores.

Avances recientes se enfocan a inhibidores de las enzimas Janus quinasa1 y 3, Tofacitinib nunca se ha evaluado en pacientes con NLP, pero se ha estudiado en pacientes con LP del cuero cabelludo que son resistentes a los tratamientos convencionales, y la mejoría se ha visto hasta en un 80%, pero se necesitan estudios para su recomendación.

Introduce to E-mail para descargar

Deja un Comentario