¿Tienes las uñas de otro color?

No todos los cambios de color son causados por hongos

El primer signo de enfermedad en las uñas es el cambio en su coloración;  la mayoría  asocia este síntoma con alguna infección causada por  hongos. Sin embargo, éste es sólo uno  de los más de 200 padecimientos que pueden presentarse en la lámina ungueal. Las uñas amarillas no son equivalentes a hongos en todos los casos; por ello, es importante no automedicarse  con antimicóticos, pues de esta forma es muy probable que no se cure el padecimiento.

¿Tienes las uñas moradas?
La causa más común es la presencia de sangre debajo de la uña; el motivo más habitual es el de un machucón, pero  puede ser provocada también porque los zapatos sean muy apretados o por caminar distancias demasiado largas. El hematoma  puede causar mucho dolor, en ese caso, se puede hacer un corte en la uña que funja como “ventana”, únicamente cuando más de la mitad esté levantada se recomienda  removerla por  completo; de lo contrario, solo hay que esperar a que crezca para que se desplace la mancha.

¿Tienes las uñas amarillas?
Muchas mujeres acostumbran pintarse las uñas y usar acetona para despintarlas (hay que saber que la acetona no es lo mismo que un quita esmalte). La acetona le da un color ligeramente amarillento a todas las uñas y puede provocar estrías o rayas verticales, aunque esto también es normal después de los 50 años de edad. Cuando existe la infección por hongo (onicomicosis) se presenta una mancha amarilla que posteriormente se  engrosa  y comienza a desmoronarse, cabe señalar que existen otras enfermedades como la psoriasis y la onicodistrofia traumática (por golpe) que pueden verse igual; por ello, se recomienda hacerse un estudio micológico antes de iniciar cualquier tratamiento.

¿Tienes las uñas  blancas?
Hay ocasiones  en que la parte distal, es decir, la orilla de la uña se ve blanca; la causa más común es que se despegue de la piel que hay debajo, a este padecimiento se le llama onicolisis y es producido por el uso de uñas de acrílico, por inflamación de la piel a causa de irritación con sustancias fuertes para el quehacer del hogar, por  golpes, o bien, en las personas que se mojan las manos constantemente.

Si el desprendimiento de la uña es en la base (cerca de la cutícula) es llamado onicomadesis y  ocurre por alguna infección fuerte del organismo que detiene por un breve periodo el crecimiento de las uñas. En ocasiones, se presenta una línea blanca horizontal que puede deberse a una enfermedad del hígado. Otro síntoma común es la presencia de una mancha blanca como un surco en forma de triángulo que comienza desde la base y se extiende en pico hasta la orilla, esto es causado por una enfermedad de la piel llamada líquen plano.

En casos menos comunes, hay ocasiones en las que las uñas completas se tornan de color blanco aperlado ligeramente traslúcido, sin estar despegada ni engrosada; a este padecimiento se le llama onicomicosis ungueal total y es causado por un hongo.

¿Tienes las uñas verdes?
Las personas que se mojan mucho las manos y que tienen algún factor de riesgo como la diabetes, pueden presentar inflamación en los dedos y tornarse rojos, en este caso, en las uñas aparece un color verde por las orillas; se trata de una infección por una  bacteria  que se llama  pseudomonas; causa un olor  fétido y debe  tratarse lo más pronto posible ya que se corre el riesgo de que desarrolle osteomielitis o infección en el hueso del dedo.

¿Tienes las uñas negras?
Es muy frecuente que las personas usen zapatos puntiagudos  que causan presión y fricción en las uñas de los dedos meñiques, lo que provoca que las uñas se engrosen y se percudan. Estos síntomas también son propios de una enfermedad por hongo pero sólo un estudio micológico podría revelar la causa. En otros casos, las personas morenas pueden presentar en medio de la uña una línea vertical color café claro, ésta es una variante normal llamada  melanosis constitucional y es hereditaria.

Por otro lado, cuando  aparece una  línea café naciente en la matriz ungueal en una sola uña, se trata de un lunar y es muy recomendable retirarlo por prevención, ya que se considera un riesgo de moderado a alto para transformarse en un melanoma. El melanoma es un cáncer de piel muy agresivo que puede tener metástasis; en caso de que el lunar salga de la uña y se extienda a la piel se deberá atender de inmediato. Si la mancha continúa extendiéndose podría ser muy grave  ya que es posible que sea melanoma de inicio. Es importante que no confundamos estas manchas con moretones causados por golpes, por ello, es esencial practicar una revisión con el dermatoscopio.

Es de vital importancia no dejar pasar el tiempo y acudir con un médico especialista en uñas, un dermatólogo (hay que aclarar que los pedicuristas no son médicos y no pueden diagnosticar acertadamente) para saber la causa precisa de la enfermedad y recibir el tratamiento adecuado. Puede tratarse de algo sin importancia o de algo tan grave como el cáncer de piel llamado melanoma; mejor acude con tu dermatólogo de confianza.

Dra. Iris Villarreal Parra
Cirujana Dermatóloga
Tel . 3605 – 0281 /  1673 – 7589 Cel.  (33) 1109 – 9058
irisvip@hotmail.com

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*