Tumores en las uñas

Un tumor es una masa anormal de tejido corporal que aparece hinchado o distendido. Concretamente, es un aumento en el número de células de este tejido, que bien puede ser de carácter benigno o maligno. Cuando un tumor es maligno tiene capacidad de invasión o infiltración y de metástasis a lugares distantes del tumor primario, lo que puede dar origen a un cáncer.

Dentro de los tumores benignos podemos comentar los siguientes:

Granuloma piógeno: es resultado de un traumatismo (golpe) de la uña, puede aparecer alrededor o debajo de la uña, se comporta como un tumor esférico o vegetante y es de consistencia blanda que sangra fácilmente. Se trata mediante electrodesecación, cirugía y láser de colorante pulsado.

Fibroma ungueal o tumor de Koenen: son tumores que aparecen, generalmente, alrededor de la uña, con un crecimiento lento. Son del color de la piel, de consistencia firme y se asocian al síndrome de esclerosis tuberosa. Se trata mediante cirugía.

Exostosis subungueal: son tumores que aparecen debajo de la uña y la empujan hacia arriba despegándola de su lecho o deformándola. Se precipitan frecuentemente por traumatismos y son comunes en el primer dedo del pie. El diagnóstico se confirma por radiografía y se trata con cirugía.

Quiste mixoide: son tumores que ocurren en el pliegue ungueal proximal; se observa aumento de volumen, hinchazón y es frecuente en mujeres en la 3ra y 4ta décadas de la vida. Son de consistencia blanda y frecuentemente drenan un líquido de aspecto gelatinoso. Se trata con corticoides intralesionales o cirugía.

Tumor glómico: este tumor proviene de las células glómicas neuromioarteriales, aparece debajo de la uña como una mancha rojo-azulada y se acompaña característicamente de un intenso dolor que se precipita por climas fríos. Se trata con cirugía.

Onicomatricoma: es un tumor de la matriz ungueal, produce un engrosamiento difuso de la uña y es de color blanco-amarillento con discreto sangrado “en astilla”. Se trata con cirugía.

Nevo melanocítico: inician en la infancia, puede provenir de la matriz de la uña y se presenta como una banda longitudinal sobre la uña, o bien, aparecer debajo de la uña como una mancha oscura. Se debe vigilar si ocurre engrosamiento de la banda o si se torna irregular.

Dentro de los tumores malignos podemos abordar los siguientes:

Melanoma: es raro, pero es un tumor sumamente agresivo. Puede presentarse como una banda o estría longitudinal oscura en la uña, que presenta engrosamiento. Es irregular y más frecuente en el 1er dedo de mano o pie con o sin nódulos y malformaciones de la uña. Se trata con cirugía y, en ocasiones, es necesaria la amputación y quimioterapia.

Queratoacantoma: se presenta como un tumor que crece debajo de la uña, lo hace rápidamente en semanas o meses y puede destruir el hueso. Son tumores que tienden a persistir a diferencia de los que aparecen en la piel. Se trata con cirugía.

Carcinoma de células escamosas in situ: es infrecuente y predomina en varones de la 3ra y 4ta década de vida. Se presentan como lesiones verrugosas alrededor o debajo de la uña y puede presentar sangrado. Se trata con cirugía.

Recomendaciones

Acude con tu dermatólogo si presentas cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Estrías en las uñas, que con el tiempo se vuelven gruesas o más oscuras
  • Deformación reciente de la uña
  • Sangrado debajo de la uña
  • Cambio de color reciente de la uña
  • Dolor persistente e intenso alrededor o debajo de la uña

Dra. Juan Basilio López Zaldo
Dermatólogo
(DGP: 7157462)
Cel: 33 1314 2209
jlopezzaldo@gmail.com


Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*