Skip to main content

Uso de tecnología en el pelo

By 31 enero, 2024Pelo

La tricología, es la rama de la dermatología que está especializada en el estudio de las enfermedades, funciones y anatomía del cabello. Es decir, es la ciencia del cuero cabelludo y del pelo.

Esta rama presenta un campo en constante desarrollo y avance que requiere un alto grado de actualización.

En los últimos 10 años se ha implementado la tricoscopia, la cual es una técnica no invasiva de diagnóstico por imagen que se utiliza para analizar el cabello de los pacientes mediante una lente polarizada llamada tricoscopio. Esta técnica permite una visión ampliada y detallada de la piel del cuero cabelludo y los folículos para identificar problemas capilares y hacer un seguimiento del tratamiento.

El conocimiento y aplicación práctica de los hallazgos tricoscópicos permite al dermatólogo aumentar la precisión diagnóstica y monitorizar la efectividad de los tratamientos.

Además de utilizar la tecnología para diagnosticar, actualmente también podemos usar la tecnología para tratar ciertas condiciones.

Por un lado tenemos el láser excimer de 308 nm, el cual es una tecnología indolora que se puede usar para algunas condiciones inflamatorias de piel cabelluda. Entre las enfermedades más comunes para lo cual la usamos se encuentra la alopecia areata. Esta, es una forma de alopecia o pérdida de pelo en placas o “círculos” localizados que tiene una causa auto-inflamatoria.

Por otro lado, otra de las condiciones que podemos tratar también es la psoriasis de piel cabelluda, que por fortuna es menos frecuente, sin embargo esta tecnología de luz nos ayudará a modular la respuesta inmunológica o inflamatoria.

De igual manera tenemos luz LED, la cual implica ex- poner el cuero cabelludo a luces LED rojas o infrarrojas cercanas de bajo nivel. Se ha descubierto que estas longitudes de onda de luz estimulan los folículos pilosos y promueven el crecimiento del cabello. El proceso ocurre a través de varios mecanismos, que incluyen:

Aumento de la circulación sanguínea.
Reducción de la inflamación.
Metabolismo celular mejorado.

Por último, el scalp cooling system, o las gorras de frío; que son usadas en pacientes que serán sometidos a quimioterapia y cuya función consiste en reducir el metabolismo del folículo piloso con lo cual se busca prevenir, o al menos limitar, este efecto adverso tan temido como lo es la alopecia. Estos dispositivos utilizan una unidad de enfriamiento portátil que hace circular un refrigerante para que la temperatura se mantenga dentro de un rango estrecho.

Por otro lado, existen otros dispositivos no regulados (ejemplo gorras de gel congeladas) que se postula que alcanzarían temperaturas mayores que los dispositivos automáticos, y se cambian a medida que pierden frío una vez colocadas.

Independientemente del dispositivo específico que se use, se debe colocar aproximadamente 30-45 min antes de que comience la infusión de quimioterapia para permitir el enfriamiento gradual del cuero cabelludo. El enfriamiento se mantiene durante un período de tiempo después del final de la infusión, generalmente al menos 90 min, dependiendo del esquema y la droga.

Existen más equipos y dispositivos que se pueden usar en tratamientos capilares, de hecho algunos de ellos aún en estudio; sin embargo, en cualquier terapia capilar se sugiere primero realizar un diagnóstico, durante el cual ocasionalmente podremos hacer uso de una biopsia y/o tricoscopía para posteriormente plantear el tratamiento acorde al padecimiento.

Los tratamientos deben ser individualizados para cada paciente, por lo que si presentas pérdida capilar o alguna condición en pelo y/o piel cabelluda, la sugerencia es acudir con tu dermatólogo certificado, de preferencia que además sea tricólogo para que puede otorgarte orientación acerca de tu padecimiento.

Introduce to E-mail para descargar

Deja un Comentario