Usos de la luz led en la piel.

Un número creciente de pacientes están buscando procedimientos no invasivos para mejorar diversas condiciones dermatológicas médicas y cosméticas. La fototerapia se refiere al uso de luz no invasiva y no térmica para lograr un resultado terapéutico y puede aplicarse en una variedad de dispositivos emisores de luz.

Usado a menudo como un paso en los tratamientos faciales profesionales (después de la exfoliación y antes de la hidratación), la luz LED es un método antienvejecimiento comprobado. Múltiples artistas la usan para prepararse para la alfombra roja.

¿Pero, qué es la luz LED?

LED significa diodo emisor de luz por sus siglas en inglés, que es un chip de computadora encapsulado en una resina similar al vidrio, que emite longitudes de onda (o colores) terapéuticos de energía luminosa. Dependiendo de la longitud puede ser azul (415nm), roja (633nm) e infrarroja cercana (830nm).

No debe confundirse con un láser.

La terapia de luz LED se desarrolló originalmente para acelerar la curación de heridas y cicatrices postoperatorias. El rejuvenecimiento de una piel sana resultó una feliz coincidencia. Adicionalmente ha resultado eficaz en el manejo de acné inflamatorio, rosácea y mancha post inflamatoria.

Usada de manera correcta, las células en la capa de la dermis de la piel convertirán esa energía luminosa en ATP (trifosfato de adenosina), que es el combustible que la célula utiliza para hacer su trabajo. Las células de la dermis corresponden a los fibroblastos, que tienen la función de producir colágeno (que le da a la piel una sensación de plenitud o apariencia jovial) y elastina (que le da a la piel la capacidad de recuperarse). Por lo tanto, la luz LED otorga a las células un “tanque lleno de combustible” para la producción de colágeno y elastina, así como cuando el paciente tenía entre 20 y 25 años de edad “, refiere Steven Marchese, desarrollador de productos LED en el artículo Exactly what LED light therapy is and why it´s good for your skin, publicado en Huffpost.

La terapia con luz LED es efectiva, segura, fácil de administrar, sin dolor y puede ser administrada a pacientes de todas las edades. La recomendación son sesiones de 20 minutos de dos a tres veces por semana por un curso de cuatro a seis semanas. En efecto, en un estudio realizado en Seúl, Corea, se documentó que dos sesiones por semana por un periodo de cuatro semanas resultaron en un efecto “antienvejecimiento” con cambios microscópicos en el aumento en la producción de colágeno y elastina, al comparar muestras pre- y post- tratamiento.

El efecto médico cosmético de la luz LED se encuentra respaldado científicamente, y resulta como una alternativa no invasiva para los pacientes. Los contras de este tratamiento son que los cambios son paulatinos y requieren de múltiples sesiones y tiempo para ver los resultados.


Dr. Manuel Soria Orozco

Dermatólogo

(CED. PROF. 8148410)
tel. 4441-112095

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*