Liquen plano ¿Qué es?

El liquen plano es una enfermedad inflamatoria de la piel, de causa desconocida, que suele afectar principalmente a adultos. Existen diversas variantes de esta entidad, entre ellas el liquen plano cutáneo (en cualquier parte de la piel), el liquen plano oral (en mucosa de la boca), el liquen plano pilar (en pelo, causando caída de cabello y cicatrices en la piel cabelluda), liquen plano ungueal (uñas), entre otros.

Habitualmente el liquen plano cutáneo se desarrolla entre los 30 y 60 años. La causa no se conoce, pero existen varias teorías y asociaciones con otras enfermedades. Se cree que por alguna razón existe activación de las células de la inmunidad que atacan a las células de la piel. Se ha planteado que algunos desencadenantes pudieran ser enfermedades crónicas como la hepatitis C, algunos fármacos o infecciones.

¿Cuáles son los síntomas del liquen plano?

El liquen plano cutáneo se manifiesta con pápulas (elevaciones en la piel) poligonales, de color violáceo, que con frecuencia dan mucha comezón. Estas pápulas pueden coalescer y abarcar áreas grandes de la piel.

Las partes del cuerpo más frecuentemente afectadas son las muñecas, los antebrazos y los tobillos. Los pacientes con liquen plano pueden manifestar una reacción llamada “Koebner” en la que en las partes de la piel previamente sana se desarrolla liquen plano después de un traumatismo, incluso tan simple como el rascado

Cuando el liquen plano sana, habitualmente lo hace dejando una mancha oscura que en ocasiones puede ser difícil de tratar. En las uñas, el liquen plano ungueal se manifiesta con líneas transversales o hendiduras transversales en las uñas que las deforman. En las membranas mucosas (como la boca o genitales), el liquen plano puede causar rojez, dolor, y/o unas manchas blancas en forma de red. Cuando afecta la boca, las molestias pueden incluso dificultar el comer.

En el pelo, causa zonas con abundante escama (tipo «caspa»), alrededor de los folículos del pelo, enrojecimiento, ardor y pérdida de pelo en las zonas afectadas.

¿Cómo se trata?

El tratamiento variará dependiendo de la zona afectada y la severidad de los síntomas. En general el tratamiento puede incluir: corticoesteroides tópicos, inhibidores de calcineurina (p. ej. Tacrolimus), medicinas que entuman la piel y ayuden con el dolor especialmente en la boca o genitales (anestésicos locales), pastillas que disminuyan comezón y/o inflamación de la piel, o incluso un trata- miento lumínico denominado fototerapia.

El tratamiento debe ser individualizado y es importante considerar que algunos pacientes pueden llegar a pasar por varios tratamientos hasta que se encuentra el trata- miento que les funcione mejor.

¿Qué puedo hacer si creo que tengo liquen plano?

En primer lugar acudir con tu dermatólogo o dermatóloga de confianza para confirmar o descartar el diagnóstico. En ocasiones puede ser necesario tomar una biopsia de piel para hacerlo. En segundo lugar, cuidados generales de la piel como bañarse con un jabón suave o sustituto de jabón, humectar la piel y evitar rascado ya que esto pue- de empeorar el liquen plano (recuerda el fenómeno de Koebner previamente mencionado) o incluso favorecer infecciones en la piel.

Dra. Kenia Yolanda Lepe Moreno
Dermatóloga
(CED. prof. 9812613)

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*