Skip to main content

Novedades en trasplante capilar para alopecia

Alopecia o calvicie como comúnmente se refiere a la pérdida de pelo, puede ser temporal o definitiva, general o parcial. La alopecia se evidencia clínicamente cuando la pérdida de pelo se cifra en un 50% o más y tiene su origen en distintas causas.

Ya en publicaciones previas hemos abordado la clasificación de las alopecias en cicatrizal (hay destrucción permanente de folículos) y no cicatrizal (los folículos son viables). Dentro de las alopecias cicatrizales encontramos: lupus cutáneo, liquen plano-pilar y foliculitis decalvante. En las alopecias de tipo no cicatrizal encontramos: alopecia androgenética, efluvio telógeno, alopecia areata y otras (infecciosas, déficit nutricional).

La variedad más frecuente de alopecia es la androgenética ya sea de patrón femenino (FAGA) o masculino (MAGA). Este tipo de alopecia se debe a un aumento de la acción de las hormonas masculinas o andrógenos sobre ciertas áreas del cuero cabelludo predispuestas genéticamente a la afección. Provoca miniaturización del folículo piloso que va decreciendo de tamaño hasta que se produce la atrofia total con la consiguiente pérdida del pelo.

Este es el tipo de alopecia que habitualmente podemos tratar de manera farmacológica y complementando con un trasplante capilar en algunos casos. Este procedimiento, consiste en obtener pelo de la cabeza, de zonas que son resistentes a factores genéticos y hormonales, tal como la región de la nuca y zonas laterales; con esto el pelo trasplantado difícilmente se caerá.

Hemos comentado en ediciones previas sobre las dos técnicas de trasplante capilar: 1) Trasplante de Unidad Folicular (FUT) o técnica de la tira y 2) Trasplante por Extracción de Unidades Foliculares (FUE). En esta edición abordaremos las novedades y tipos de trasplante exclusivamente con la técnica FUE (pelo por pelo).

FUE motorizado de mano es una forma muy popular de FUE. Los motores FUE pueden parecerse a un taladro portátil pero son mucho más refinados y precisos.

Los dispositivos más avanzados en esta área incorpo- ran interfaces de computadora que brindan al usuario una increíble cantidad de opciones que puede ajustar para cada paciente, se puede controlar el tipo de movimiento (oscilación, rotación, vibración), velocidad de revoluciones, conteo de extracción, aspiración de unidades foliculares (UF), irrigación con solución salina, entre otras que hacen una extracción semiautomatizada. Lo anterior facilita la extracción de unidades foliculares en menor tiempo, reducción de transección (corte de las UF) y mejorando la calidad y tasa de éxito de un trasplante capilar. Uno de estos dispositivo es el dispositivo Mamba de Trivellini® y el U-Graft Zeus®.

Existen dispositivos automatizados que además de las características anteriores tienen un sistema de clasificación, depósito para las UF, y dispositivos para su inserción en área receptora, como lo son el sistema Neograft®, Smart Graft® y Fuetor®. Existe además, un sistema robótico que asiste al cirujano en la extracción folicular, el cual supervisa el procedimiento, como lo es el ARTAS® Robotic Hair Restoration System.

Al igual que con la FUE manual y robótica, los injertos que se extraerán después de utilizar motores FUE portátiles para realizar la escisión también se extraen con unas pinzas simples y las técnicas para ser injertados son:

1) DHI (Direct Hair implantation): en esta variante no se realizan preincisiones, si no que directamente se aplican las UF montadas en implantadores punch, esto ahorra tiempo, sin embargo se prefiere hacer para zonas donde buscamos aumentar la densidad y poca precisión, justo detrás de la línea frontal (hair line) o en áreas interparietales y de vértex.

2) “Stick and place”: en esta variante sí se realizan preincisiones pero justo al momento de hacerla casi de manera simultánea se van implantando las UF.

3) SHI (Simultaneous Hair implantation): es una técnica muy compleja y requiere de mucho personal y mobiliario apropiado, pues consiste en la extracción de las unidades y de manera simultánea implantación, reduce de manera significativa el tiempo, especial en procedimientos con grandes cantidades de UF, sin embargo se requiere mucha experiencia por parte del personal.

El manejo adecuado de los injertos es importante para su supervivencia y todas estas técnicas tienen en común que se reduzca el tiempo en el que están sin ser injertados las UF, que dichas UF sean completas (sin transección) y reducir tiempo-costo de un procedimiento de trasplante capilar. Aún con todo esto siempre se requerirá de un cirujano capilar con experiencia en estos dispositivos.

En Dermacenter ya contamos con el servicio de trasplante capilar y preocupados siempre por ofrecer a nuestros pacientes el mejor servicio y calidad, utilizamos el dispositivo Mamba de Trivellini®, aumentando la tasa de éxito y experiencia de un trasplante capilar, además hemos incorporado a nuestros procedimientos la posibilidad de realizarse bajo sedación por anestesiólogo con experiencia en trasplante capilar para comodidad del paciente.

Introduce to E-mail para descargar

Deja un Comentario