Skip to main content

Cuidado de la piel en el embarazo

By 20 junio, 2022agosto 24th, 2023Piel

Durante el embarazo existen alteraciones cutáneas secundarias a estímulos hormonales. Existen tres tipos de problemas dermatológicos en el embarazo, el primero incluye empeoramiento de enfermedades preexistentes como lupus eritematoso, pénfigo, psoriasis y dermatitis atópica. El segundo incluye alteraciones cutáneas propias del embarazo como penfigoide gestacional, foliculitis del embarazo, prurito del embarazo y erupción polimorfa del embarazo. Y por ultimo el tercer grupo incluye cambios fisiológicos es decir normales y esperados durante este periodo como pigmentación de la piel, cambios en los vasos sanguíneos, en las uñas, aparición de acné y/o estrias.

En el embarazo una pregunta frecuente es la seguridad de los productos que aplicamos en nuestra piel, por lo que la FDA estableció cinco categorías de riesgo (A,B,- C,D Y X) para indicar el potencial de un medicamento para causar defectos en el desarrollo del feto.

Dentro de los problemas mas comunes en el embarazo tenemos la aparición de estrías, las cuales son provocadas por la ruptura de fibras de elastina y colágeno, pueden aparecer en abdomen, caderas, mamas y glúteos, duran- te el embarazo pueden utilizarse cremas emolientes y

humectantes con ingredientes como, lactato de amonio, fosfolípidos, acidos grasos, colesterol, alfahidroxiácidos, glicerina, vitamina E, sorbitol, acido hialurónico, pantenol, alantoína, colágeno y elastina.

En cuanto al melasma, otra condicion común duran- te el embarazo, que se caracteriza por la aparición de manchas oscuras en la cara, se sabe que puede afectar hasta el 90 % de las mujeres , sobre todo aquellas con fototipos más oscuros.

Dentro de las recomendaciones para disminuir el riesgo de pigmentación se sugiere el uso de medios físicos como sombreros y sombrillas asi como el uso constante de protector solar con un factor de protección solar mínimo de 15, de los cuales los filtros físicos o inorgánicos serían los ideales ya que no se absorben en la piel, los ingredientes en este tipo de protectores solares incluyen óxido de zinc y dióxido de titanio. La efectividad de los protectores solares radica en su aplicación por lo menos 15 a 30 minutos antes de la exposición solar y su reaplicación constante ( cada 3 a 4 horas). En caso de querer mejorar este problema durante el embarazo es necesario acudir al dermatólogo ya que existen numerosas cremas con este propósito , sin embargo no todas se consideran seguras durante este periodo, un ejemplo de sustancias despigmentantes no seguras en el embarazo es la hidroquinona.

El acné es otra de las dermatosis que pueden presentarse en el embarazo o exacerbarse en caso de ya padecerlo antes. Es importante acudir a consulta ya que los tratamientos orales comúnmente utilizados para este padecimiento no son seguros durante el embarazo ( tetraciclinas, isotretinoina), de igual forma el tratamiento tópico se modifica en el embarazo ya que debe evitarse el uso de productos como los retinoides.

En el caso de las pacientes que se encuentran en trata- miento por algún tipo de alopecia o que sufren de caí- da de cabello durante el embarazo, debe realizarse un diagnóstico apropiado y en caso de estar utilizando minoxidil, este debe suspenderse ya que no se considera seguro durante el embarazo.

Además de los problemas dermatológicos, algunas mujeres tiene dudas sobre los tratamientos cosméticos que pueden realizarse durante el embarazo, como tintes de cabello y arreglo de las uñas. En ambos procedimientos se recomienda no realizarlos durante el primer trimestre del embarazo . Posteriormente se sugiere utilizar de preferencia tintes sin amonio y en el caso de las uñas remplazar la acetona por algún removedor hipoalergénico.

El tema de el envejecimiento es otro tema que preocupa a las mujeres, algunos ingredientes que se consideran seguros para el cuidado de la piel son la vitamina c, resveratrol, ácido ferúlico y ácido hialurónico.

En caso de acudir a un lugar en donde haya mosquitos se sugiere el uso de repelentes en mujeres que se encuentren después del segundo trimestre de embarazo, que contengan 10 a 30 % de n- diethyl-meta-toluamida (DEET). El resto de los ingredientes que contienen algunos repelentes como hidroxietil isobutyl piperidina (icardin), ethyl- butylacetilaminopropionato (EVAAP O ir3535), aceite de citronela, no estan estudiados en mujeres embarazadas.

Como podemos ver existen muchos problemas dermatológicos durante el embarazo asi como ingredientes que pueden no ser seguros durante este periodo, por lo que es importante que si tienes alguna duda respecto al uso de productos cosméticos o tus tratamientos para enfermedades preexistentes acudas con tu dermatólogo para aclarar dudas y/o modificar tratamiento.

 

Dra. Clara Madrid Carrillo
DERMATÓLOGA
(CED. prof. 8968271)
Dermacenter
clara_x89@hotmail.com

Introduce to E-mail para descargar

Deja un Comentario