Embellecimiento del área periocular

“La mirada y su entorno son los puntos focales de todo el rostro, sintetizan las emociones, los estados de ánimo y los signos del paso del tiempo”

El contorno de ojos es uno de los grandes retos a los que se enfrenta un dermatólogo. Entre los problemas más frecuentes, que revelan el paso del tiempo en la mirada, se encuentran: bolsas, ojeras, caída de los párpados y arrugas.

Existe un gran número de procedimientos quirúrgicos para rejuvenecer y embellecer la mirada, tales como: la blefaroplastia, elevación de cejas con dispositivos reabsorbibles, la cantopexia, el lifting temporal endoscópico y la corrección quirúrgica del surco de ojera. Sin embargo, la mayoría de los pacientes, ya sea por ser jóvenes o por tener contraindicaciones quirúrgicas, solicitan procedimientos poco invasivos con resultados rápidos y menores complicaciones.

Para ello, existen procedimientos médicos estéticos que complementan y realzan, sin sustituir la cirugía, el contorno orbitario. Su objetivo es lograr una bioestimulación de la piel, disminuir pigmentaciones, restaurar los volúmenes y reducir las arrugas de expresión.

Es importante que nuestro dermatólogo conozca nuestras proporciones y rasgos faciales, escuche nuestras expectativas y planifique las posibles modificaciones o mejoras a ofrecer.

El examen periorbitario incluye:

  1. Tipo de piel.
  2. Elasticidad de la piel.
  3. Grado de flacidez.
  4. Presencia de manchas.
  5. Arrugas.
  6. Posición de las cejas.
  7. Blefarocalasia.
  8. Bolsas palpebrales.
  9. Surco de ojera

Algunas zonas que se pueden rejuvenecer:

1) Zona entre la raíz nasal y la ceja.
El mejor tratamiento para esta área es la toxina botulínica, disminuye fuerza de los músculos y de esta forma se tratan las arrugas del entrecejo.

2) La cola de la ceja.
Puede elevarse médicamente, bloqueando el músculo orbicular, mediante la toxina botulínica. Cuando hay pérdida de volumen, la aplicación de ácido hialurónico es lo recomendado.

3) Patas de gallo.
En el canto externo de la órbita, el mejor tratamiento es la toxina botulínica combinada con el láser CO2 fraccionado, plasma rico en factores de crecimiento.

4) Mitad externa inferior de la órbita.
Si hay pérdida de volumen, se pueden utilizar rellenos como el ácido hialurónico. En caso de presentar pigmentaciones cafés o rojizas, se recomienda el uso de luz pulsada intensa. Se puede combinar también la radiofrecuencia, láser CO2 fraccionado y plasma rico en plaquetas.

5) Mitad interna inferior de la órbita.
Cuando el padecimiento es incipiente se puede utilizar ácido hialurónico en cantidades muy pequeñas. Y para rellenar, láser CO2.

¿En qué consisten los tratamientos?
Ácido hialurónico. Se aplica en alta densidad en el párpado inferior, justo debajo de la transición entre las bolsas de los ojos y la pérdida de grasa del pómulo a dicho nivel. Permite proyectar los planos hundidos que desaparecen el surco de las ojeras, lo que crea un efecto intenso de luminosidad en la mirada mientras se reducen todas esas pequeñas arrugas perioculares.

Láser CO2 fraccionado. Este procedimiento produce vaporización programada de las células cutáneas y genera una nueva formación de colágeno. La recuperación es de cinco a siete días.

Luz pulsada intensa. Es una luz incoherente, poli cromática y difusa que produce fototermólisis selectiva actuando en cromóforos como agua, hemoglobina y melanina. Su principal efecto funciona en pigmentaciones rojas y cafés.

Radiofrecuencia. Este es un tratamiento no invasivo para producir retracción tisular, provoca una contracción inmediata del colágeno, seguido de una nueva producción del mismo; ideal en flacidez.

Plasma rico en plaquetas. Se puede definir como un concentrado autólogo de plaquetas humanas en un pequeño volumen de plasma. Tiene como objetivo obtener abundantes factores de crecimiento, originado de los gránulos plaquetarios que se obtienen por un proceso de centrifugación de la propia sangre del paciente. Su principal función es la neocolagenesis, lo que origina una mejoría de calidad cutánea en los párpados.

En fin, se pueden lograr resultados estéticos satisfactorios en la región periorbitaria con un adecuado conocimiento de la anatomía de cada rostro y una correcta evaluación de cada caso en específico. Es importante seguir paso a paso las recomendaciones de nuestro dermatólogo para obtener los resultados deseados.

Dra. Ileana E. Arreola Jauregui
Cirujana Dermatóloga (CED. 5721289)
Tel. 1202 – 4414 / 1202-4416 Cel. (33) 3662 – 9302
dra.arreola@gmail.com

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*