Skip to main content

Mascarillas faciales. Tipos e indicaciones

Las mascarillas faciales son uno de los productos más populares en la actualidad para el cuidado de la piel, pues permiten mejorar su estado. Tienen el cometido de: exfoliar, hidratar hasta dar un efecto “lifting” permitiendo lucir un rostro con aspecto más joven y atractivo.

Tipos

Las mascarillas faciales según su función pueden venir en diferentes presentaciones.

En crema:

Este es uno de los tipos más comunes y la mejor para todo tipo de piel. Como su nombre indica, tiene una textura rica, aterciopelada y cremosa. Se aplica una generosa capa en todo tu rostro, cuello y escote, y debe dejarse actuar aproximadamente 20 minutos. Después hay que retirarlas completamente con agua o un paño.

Arcilla:

Estas tienen efecto exfoliativo, absorben grasa de la piel, reducen impurezas y son indicadas para pieles seborreicas. Tienen un tiempo de aplicación de 15- 20 minutos.

Peel off:

Están constituidas por un gel que se aplica en el rostro y según el fabricante, después de un tiempo transcurrido se puede retirar como una especie de piel.

Este tipo de mascarillas no se recomiendan en pieles muy sensibles, ya que al retirarla puede sensibilizar más la piel.

En su mayoría su función es hidratante o un efecto “flash” antes de eventos sociales.

“Velo” o de tela:

Actualmente son muy utilizadas, ya que su uso es muy sencillo y se puede realizar en casa; están constituidas por celulosa empapada por una loción que en general brindan hidratación a la piel y existe una gran varie- dad desde para pieles muy secas hasta grasas.

En su mayoría tienen como función disminuir arrugas, ofrecer luminosidad al rostro mediante una hi- dratación adecuada, eliminar impurezas o contribuir con nutrientes.

“Burbuja”:

Es una mascarilla con aspecto de mousse o “burbuja” que recién se incorpora al mercado, aporta grandes beneficios y mucho más en pieles mixtas-grasas ya que sus componentes de arcilla, carbonato y carbón suelen regular la grasa en la piel, además algunas aportan nutrientes extras como té verde o algunos antioxidantes.

Este tipo de mascarilla debe retirarse en cuanto el producto deje de burbujear.

Tipos e indicaciones

Exfoliantes:

Como su nombre lo dice, esta mascarilla sirve para exfoliar la piel y deshacernos de impurezas y piel muerta. Se aplican en manera circular y se retira una vez que hagamos este masaje en toda la cara evitando partes sensibles como el contorno de ojos.

“Efecto lifting”:

Consiste en una serie de parches que se aplican en partes específicas del rostro, trabajan con un efecto antiedad proporcionando un efecto tensor en la piel.

Antes de aplicar una mascarilla facial asegúrate que es la adecuada para tu tipo de piel, esto lo puedes consultar con tu médico especialista. Prepara tu piel previamente con un aseo y asegúrate que tus manos se encuentren limpias, no apliques en zonas como alrededor de ojos ni alrededor de boca así como en zonas con vello facial, toma nota que puedes utilizarlas para antienvejecimiento de tu cuello.

Puedes aplicarlas una vez por semana o cada 15 días, si te excedes corres riesgo de dañar la capa protectora de la piel.

Las mascarillas son una herramienta práctica y eficaz para cuando tu piel necesita un cuidado extra. Si aún tienes duda acerca de cuál puede ser benéfica para ti, acércate a tu especialista en piel quien seguro con gusto te guiará para saberlo.

Introduce to E-mail para descargar

Deja un Comentario