Sculptra, usos en cuerpo.

Sculptra, usos en cuerpo.

Sculptra (Galderma), es un ácido poli-L-láctico inyectable que “engaña” al cuerpo para que produzca colágeno y llena un nicho especial en los productos inyectables en dermatología y cirugía plástica.

Actualmente la mayoría de los rellenos son a corto plazo (ácido hialurónico) o permanentes (silicona, metacrilato). Sculptra por su parte, es un inyectable biodegradable y biocompatible que entra en la categoría de bioestimulador.

A partir de los 27 años el cuerpo comienza a envejecer y la producción de colágeno empieza a disminuir, asociado a factores externos como: la exposición a radiación ultravioleta, tabaquismo, disminución en la producción de estrógenos en las mujeres, entre otros.

El colágeno es una de las principales proteínas en la piel cuya función principal es: mantener la estructura de la dermis en la piel y el tono o tersura de la piel.

Sculptra es un inyectable que, a partir de la estimulación del colágeno, aumenta la densidad de la dermis, disminuyendo flacidez y realizando un efecto de “restructuración”.

En efecto, este producto fue primero aprobado por la FDA (Estados Unidos) en 2004 para la corrección y restauración de la flacidez y perdida de grasa en cara (lipoatrofia) en pacientes con infección por VIH. A partir del 2009, la FDA aprobó el uso de Sculptra para el uso cosmético tanto en cara como en otras áreas corporales.

Actualmente, en los Estados Unidos y Europa, Scupltra es usado en la reconstrucción de la almohadilla de grasa de las mejillas y flacidez de cara, hasta para mejorar la calidad de la piel en cuello e incluso la piel en el dorso de las manos.

En efecto, los usos fuera de cara de Sculptra incluyen el cuello, escote, brazos, muslos, rodillas, glúteos y dorso de las manos.

El objetivo es disminuir la flacidez en estas zonas y mejorar la calidad de la piel.

Es importante reconocer las limitaciones de este producto.

El primero es el efecto final del producto, el cual es evidente posterior a los 3 meses de aplicación del mismo, y que en general son necesarias de 1 a 3 sesiones, recordando que es un bioestimulador y el efecto en la producción de colágeno es paulatino.

Finalmente, este producto biodegradable, debe inyectarse por especialistas capacitados, por la factibilidad de formación de nódulos en manos inexpertas o técnica inadecuada.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*